El presunto autor del crimen del pantano de Girona defiende su inocencia

Los Mossos d’Esquadra mantienen abierta la investigación para aclarar las circunstancias del doble crimen de Susqueda en agosto pasado, por el que ayer fue detenido el supuesto autor material, que estuvo doce años en prisión por matar a su expareja, y también su hijo.

AGENCIAS / BARCELONA

El presunto autor del doble homicidio de Susqueda, Jordi Magentí, defendió su inocencia en el momento de acceder a una casa de Anglès, donde cuidaba a su tío, para un nuevo registro policial.

El detenido, a quien se atribuye el crimen de los jóvenes Paula M.P. y Marc H.L. cuando se encontraban en el pantano de Susqueda el pasado agosto, pronunció unas palabras ante los numerosos informadores congregados a las puertas de la vivienda en las que aseguró que él no ha hecho «nada» y que le están culpando de un asesinato con el que no tiene nada que ver.

Jordi Magentí se encontraba en esta casa de su tío, al que al parecer cuidaba, cuando fue conducido por los Mossos d’Esquadra a la comisaría de Santa Coloma de Farners, donde fue detenido.

Posteriormente, la policía detuvo también a su hijo por un caso relacionado con el tráfico de drogas y ambos fueron llevados hasta una vivienda familiar en Anglès para que estuviesen presentes en el registro.

El hijo regresó a esa misma vivienda junto a agentes de los Mossos d’Esquadra para seguir con la búsqueda de pruebas de su implicación en un caso de narcotráfico.

Mientras, su padre ha sido conducido a la casa del tío para proceder a su registro ante una masiva presencia de medios de comunicación.

El todoterreno que supuestamente conducía aquel día el presunto autor del doble crimen de Susqueda, Jordi Magentí, fue trasladado a la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Santa Coloma de Farners para que la policía científica lo analice en busca de pruebas.

Según fuentes de la investigación, ese vehículo es el que algunos testigos sitúan en la zona del pantano donde se encontraban las víctimas para practicar kayak y donde más tarde aparecieron los cuerpos de los jóvenes Paula M.P. y Marc H.L.

Magentí estuvo presente en el registro de la casa del tío al que cuidaba, después de haber asistido el lunes al registro de la vivienda familiar junto a su hijo, detenido horas después de él y al que se acusa de un delito de tráfico de drogas.

A su llegada y ante la numerosa presencia de informadores defendió su inocencia con las palabras: «Yo no he hecho nada. Me están queriendo colocar un muerto que yo no he matado».

Pendiente de que finalice la diligencia en este domicilio, al que han acudido unos minutos la hija y el hermano de Magentí, que han conversado con la abogada de éste, los Mossos d’Esquadra barajan la posibilidad de trasladar después al presunto asesino nuevamente a la vivienda familiar