De los Cobos, el coronel de confianza de cuatro ministros que fue cesado por el quinto

26/05/2020

Desde que Alfredo Pérez Rubalcaba lo reclutó en 2006, cuando el proceso negociador entre el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y ETA salto por los aires tras el atentado en la T-4 de Barajas, el Coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos (Yecla, Murcia, 1964) había asesorado ininterrumpidamente a cinco ministros de Interior del PSOE y del PP antes de ser cesado este lunes por el quinto: Fernando Grande-Marlaska.

Diplomado en Estado Mayor y experto en la lucha antiterrorista, se mantuvo como hombre de confianza del socialista Antonio Camacho y de Jorge Fernández Díaz, siempre desde su puesto como director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad. Pese a acumular más poder que algunos de sus compañeros de mayor escala, no fue hasta 2017, bajo el mando de Juan Ignacio Zoido cuando saltó a la primera línea tras ser designado como director técnico de la Operación Copérnico, puesto desde el que coordinó a los efectivos de los Mossos, Guardia Civil y Policía para impedir la celebración del referéndum ilegal del 1-O.

El operativo se vio marcado por las cargas violentas contra ciudadanos que se agolpaban frente a los colegios electorales y los roces con los Mossos, a los que se acusó de inoperatividad. Por esta actuación, Pérez de los Cobos fue llamado a declarar en el Tribunal Supremo durante el juicio del ‘procés’ y también en la Audiencia Nacional, donde se juzga al exmayor del cuerpo policial catalán Josep Lluis Trapero –al que acusó de «poner palos en las ruedas constantemente» en la actuación de Interior– que se tuvo que suspender el pasado 13 de marzo por culpa de la pandemia.

El propio Zoido lo nombró jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, un puesto de importancia con mando sobre más de 4.000 agentes. Cargo en el que lo ratificó Marlaska hasta su cese fulminante ayer.

Absuelto de torturas

Pero la biografía de Pérez de los Cobos no estuvo ligada siempre al Ministerio de Interior. En los años 90 era uno de los oficiales que se encargaban de la dirección de operaciones antiterroristas en el País Vasco, en un momento en el que la banda se encontraba en plena ofensiva. Su nombre salió a la palestra en 1992 por su participación en la detención de uno de los ‘liberados’ del ‘comando Vizcaya’, Kepa Urra. Este terrorista denunció haber sufrido torturas por lo que se inició un proceso que culminó con la condena a cuatro años de cárcel y seis de inhabilitación a tres guardias civiles. El actual coronel fue procesado en el caso y resultó absuelto de todas las acusaciones.

No es el único miembro conocido de su familia, su hermano es Francisco Pérez de los Cobos, quien fuera presidente del Tribunal Constitucional, hasta marzo de 2017, cuando fue sustituido por Juan José González Rivas. Durante su mandato, este último tuvo que dar explicaciones por haber sido militante del Partido Popular mientras se encontraba al frente del alto tribunal.