El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. / afp | Vídeo: EP

Cumbre OTAN Madrid 2022 Stoltenberg recuerda que proteger Ceuta y Melilla requiere una «decisión política» de la OTAN

La activación del artículo cinco del tratado en caso de agresión territorial a las ciudades autónomas necesita el consenso del Consejo de la Alianza

Mateo Balín
MATEO BALÍN Madrid

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha subrayado que la cumbre de líderes celebrada en Madrid ha servido para reafirmar el compromiso común para proteger la «integridad territorial» de los diversos aliados, pero ha apuntado que la activación del artículo 5 del tratado común, por ejemplo en caso de agresión directa a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, requeriría de una «decisión política».

Stoltenberg ha comparecido ante los medios al término de la segunda y última jornada de reuniones para hacer balance de una cumbre que ha sido «perfecta», según sus propias palabras. Así, ha aplaudido la «impecable» organización española y ha expresado su agradecimiento al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en nombre de todos los países presentes en la cita.

El exprimer ministro noruego ha afirmado que el foro organizado en Madrid demuestra que España es «un aliado muy valioso» dentro del bloque euroatlántico, que ha incluido por primera vez el flanco sur entre los frentes a tener en cuenta de cara a potenciales desafíos.

Preguntado expresamente por la hipotética protección de Ceuta y Melilla, ha subrayado que la OTAN protege a todos sus aliados frente a amenazas, pero ha recordado que la activación de la cláusula de defensa colectiva no es automática. Depende, ha añadido, de una «decisión política», asumiendo que es el Consejo del Atlántico Norte, el principal órgano ejecutivo dentro de la organización transnacional, quien debe decidir si el bloque responde o no a hipotéticos ataques sobre el territorio de los Estados miembro.

Positivo para España

De forma previa, el Gobierno español se había congratulado ayer de que el nuevo concepto estratégico hiciera una referencias a la defensa de «cada centímetro de territorio aliado» en un intento por «preservar su soberanía e integridad territorial» para «prevalecer sobre cualquier agresor».

En este punto, España hizo especial hincapié en que el texto consensuado por los 30 aliados reconociera la protección de cada uno de los países miembros y no la integridad territorial aliada en su conjunto, dejando así claro que la delimitación la marca el orden constitucional de cada país.

Esto, para Moncloa, disipaba cualquier interrogante sobre la defensa de Ceuta y Melilla por parte de la OTAN, aunque desde el Gobierno no tenían «la menor duda» de su cobertura legal ya antes de esta referencia. A su juicio, es «jurídicamente más preciso» hablar de la integridad territorial de cada uno de los aliados, lo que consideraron que no ha generado ningún debate en el Consejo.