Cine con pasajes violentos en la 48ª jornada del procés

28/05/2019

Y por fin llegaron los vídeos al tribunal del «procés». Bajo la dirección de las acusaciones y con algún que otro traspié de la Fiscalía, el Supremo se ha convertido en una sala de cine con la exhibición de imágenes de escraches, registros del 20S y episodios de violencia ciudadana en los colegios del 1-O.

LA FRASE: «Hace poco rato hemos tenido una reunión y una persona me ha pedido que os traslade un mensaje claro: el día 1-O votaremos, habrá referéndum. Presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont». Jordi Sànchez, junto a Jordi Cuixart, encima de un coche de la Guardia Civil en la Conselleria de Economía el 20-S.

LA IMAGEN: Dos. La de Cuixart, con un perfil bajo a lo largo del juicio, subido a los coches de la Guardia Civil y a un escenario ante el TSJ de Cataluña arengando a la gente a seguir contra el Estado. Y la de esos ciudadanos que toman la iniciativa de impedir la entrada en colegios y dificultar los registros a las fuerzas de seguridad del Estado que desembocan en episodios violentos, claves en la rebelión de la que acusa la Fiscalía.

LOS PROTAGONISTAS: La Fiscalía. Días antes de conocerse sus escritos y sus conclusiones definitivas y cuando la prueba documental aun no se ha practicado, el Ministerio Público prevé mantener su acusación por rebelión, al considerar acreditada la violencia.

Y la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de respaldar al Constitucional en la suspensión del pleno de 2017 en el que se iba a declarar la independencia de Cataluña, que se ha conocido hoy, será empleada por los fiscales para respaldar su tesis de los hechos.

Pero los fiscales también han sido noticia por no poder concretar ni acreditar lugares y horas de algunos vídeos exhibidos ante las reiteradas peticiones de las defensas, lo que ha molestado visiblemente a los fiscales Fidel Cadena y Jaime Moreno.

Cuando les han preguntado ubicar un vídeo del 20S en hora han respondido «por la noche» y cuando han hecho lo mismo con el lugar «era el clima» de Cataluña. Todo lo contrario que la Abogacía del Estado, que ha escrutado sin problemas minuto y resultado de cada vídeo.

LA ANÉCDOTA: El descontrol. Un vídeo que se le ha colado a la Fiscalía de una tertulia del programa El Gato Al Agua que rápidamente el presidente del tribunal ha pedido dejar de emitir. Vídeos que estaban repetidos no una vez sino hasta tres veces, sin que la Fiscalía haya hecho un filtro previo. O los que han exhibido que tuvieron lugar después del 27-O, sin conexión con los hechos.

LA AGENDA: Mañana continuará la documental con los vídeos de las defensas que tratarán de rebatir aquellos de las acusaciones y que pondrá fin a la práctica de la prueba, tras lo cual las partes deberán elevar a definitivas sus conclusiones, algo que podría darse mañana pero que es improbable por la duración de los vídeos.