ESTRELLA DOMEQUE/ MARTA MUÑOZ

'Sí' a la fusión de Don Benito y Villanueva

El sí salió solo por dos décimas tras un escrutinio controvertido que se retrasó casi tres horas sobre lo previsto

J. LÓPEZ-LAGO Badajoz

Salió el 'sí' de manera holgada en Villanueva de la Serena y casi de milagro en Don Benito. Fue una jornada de votación agónica, con el resultado mínimo necesario conseguido en el último minuto y muchas sensaciones al respecto, ninguna relacionada con una victoria aplastante, pero la satisfacción de haber ganado el partido. Buscando el símil futbolístico se puede decir que el gol decisivo entró en el último segundo de la prórroga y rozando el poste: 90,49% de síes en Villanueva de la Serena y 66,27% en Don Benito, apenas dos décimas más de lo exigido.

Esto significa que habrá fusión. Las dos localidades más importantes de la comarca de Vegas Altas tienen los días contados por separado, los años más bien, hasta 2027, que será cuando la unión entre Don Benito y Villanueva de la Serena termine de concretarse. Va a ocurrir porque ayer los vecinos de ambos municipios votaron a favor superando la mayoría cualificada de dos tercios en cada una que se autoimpusieron los dos alcaldes y a la que casi no llegan en el caso de Don Benito. El resultado fue tan ajustado que el ayuntamiento se vio en la necesidad de defender la «transparencia» del recuento y en adelantar que «está previsto que se solicite a los servicios informáticos de la Diputación de Badajoz una auditoria exhaustiva».

José Luis Quintana (regidor de Don Benito desde 2019) y Miguel Ángel Gallardo (al frente de Villanueva desde 2003) votaron por la mañana y llegaron anoche por separado a la sala de prensa habilitada en un punto intermedio entre ambas poblaciones. Primero apareció Gallardo, que fue quien informó de ese 66,2% conseguido en Don Benito cuando un par de horas antes se manejaban índices que rondaban el 63%. El anuncio del alcalde villanovense obligó a cambiar más de una crónica. Fue a las doce y cuarto de la madrugada, haciendo oficial la victoria de ambos. Quintana llegó catorce minutos después. Aplausos, abrazos y comparecencia en la tribuna prevista para proclamar juntos el resultado.

La tensión había sido tan grande que Gallardo empezó diciendo que parecía que estuvieran tristes, pero están contentos. De hecho, no se puede decir que comparecieran exultantes anoche al proclamar un resultado de las urnas que por momentos pareció que se torcía y daba al traste con la iniciativa política más ambiciosa de ambos, conocida por sorpresa el pasado mes de septiembre.

Para Gallardo el resultado «no ha sido ajustado, si acaso lo ha sido en el objetivo (66%) (...) la mayoría ha sido contundente y lo vivido no se nos olvidará nunca», manifestó anoche, y no dio importancia a quienes han puesto en duda la legalidad del proceso. Por su parte, Quintana dijo que él no estuvo en el recuento final sino que han sido los funcionarios los que le han dado el acta final. «Este proceso tenía dos elementos difíciles y otro sencillo. Lo complicado era el aval de los ciudadanos con el 50%, pero decidimos una mayoría cualificada; lo otro difícil es que empieza la cogobernanza y todo lo que haga un ayuntamiento tiene que consesuarlo con el otro».

Según Quintana, «hemos hecho historia y hemos demostrado democracia, creo que dejamos un buen ejemplo desde el diálogo, el consenso y la lucha por conquistar el futuro poniéndolo en manos de nuestros ciudadanos».

Los alcaldes evitaron hablar aún del nombre de la futura localidad y Gallardo equiparó el momento actual con el de «un parto en que lo importante es que el niño y la niña ha nacido bien y ahora somos una familia».

Por su parte, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, escribió anoche un mensaje en su perfil de redes sociales: «Don Benito y Villanueva de la Serena han hablado. Un éxito de participación y una demostración de lo que significa trabajar por la unidad y un futuro en común. Gracias por el ejemplo que habéis dado a toda España», escribió.

El deseo de unirse de estas dos ciudades de la provincia de Badajoz ha llamado la atención de medios de comunicación de toda España, que calificaron esta unión, incluso por anticipado y sin conocer el resultado de las urnas, como un éxito del municipalismo que podría replicarse en adelante en el resto del país con el fin de conseguir poblaciones más productivas concentrando recursos y oportunidades.

En este caso, la ciudad ya cuenta con servicios en común, como un parque de bomberos, la depuradora, un hospital en la zona que queda entre ambas localidades, que en breve se unirá con un carril bici.

Hay que decir que durante el día la jornada electoral transcurrió ayer domingo sin incidentes. La gente acudió a votar mayoritariamente por la mañana, cuando a las dos y media de la tarde la participación de Don Benito ya superaba un tercio del censo, el 35,5% y en Villanueva el 42,7%, siempre teniendo en cuenta que ya se contabilizaba el voto emitido por adelantado durante diez días, hasta el pasado 10 de febrero, un periodo en el que depositaron su papeleta 8.759 vecinos superando todas las expectativas.

Al final la participación alcanzó el 50,42% en Don Benito y 58,94% en Villanueva de la Serena, tal vez un poco por debajo de las expecativas que se habían generado. Valga como referencia que en las elecciones municipales del 26 de mayo de 2019, cuando ambos alcaldes socialistasa consiguieron mayoría absoluta, la participación fue del 63,1% en Don Benito y del 69,77% en Villanueva de la Serena.

La web se bloqueó cuando empezó a salir el 'no'

La página oficial en Internet habilitada por los ayuntamientos para seguir los resultados del escrutinio de la consulta popular falló cuando más falta hacía, justo cuando se empezó a intuir que en Don Benito podría no alcanzarse la mayoría de dos tercios necesaria para considerar avalada la fusión.

Sobre las 21 horas indicaba que en Villanueva de la Serena el escrutinio era del cien por cien y la victoria del 'sí' más que segura superando el 92,4%. Sin embargo, a los pocos minutos ese mismo escrutinio bajó al 60%.

En cualquier caso, el foco en ese momento estaba en Don Benito, de la que se intuía sería menos proclive a la fusión. Cuando el escrutinio de Villanueva había acabado teóricamente, en Don Benito ese conteo era aún del 54%, pero lo más llamativo en esos momentos es que, presuntamente, con más de la mitad de los votos revisados, en esta localidad no se llegaba al 66% necesario, solo al 63%.

Eran casi las diez de la noche y esa misma web que seguían todos los medios acreditados empezó a arrojar datos confusos y a continuación se bloqueó sumiendo en el desconcierto a los interesados en seguir esta excepcional jornada electoral.