https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Qué pueden hacer ciclistas y conductores para convivir en carretera con seguridad

El proyecto de seguridad vial «Con(vivir)» difunde recomendaciones para una circulación más segura

J. BACORELLE Madrid

La convivencia entre ciclistas y coches, tanto en ciudad como en carretera, es una fuente constante de conflictos. Dependiendo de qué papel adopte cada uno en cada momento, resulta frecuente que al crizarse un vehículo con una bicicleta alguna de las partes (po las dos) crea que el otro lo está haciendo mal. Esto desencadena numerosas situaciones de peligro en las que, por norma general, el ciclista suele ser el más perjudicado.

Para ello, además de conocer y respetar las normas de circulación, ha nacido el proyecto de seguridad vial «Con(vivir)», creado por la plataforma de contenidos inspiradores 'Where is the limit?' (WITL) e impulsado por BH Bikes, AutoBeltran – Mercedes-Benz y Grupo DAS. Uno de sus primeros mensajes consiste en promover la seguridad activa, esto es, todo lo que pueden hacer tanto ciclistas como conductores de vehículos a motor para circular de forma más segura.

Tanto ciclistas como conductores cometen errores, ya sea por las prisas, el estrés, el desconocimiento o las circunstancias personales de cada uno, pero no se puede generalizar a un colectivo por culpa de algunos irresponsables. Ni todos los conductores son tan malos, ni todos los ciclistas son unos temerarios.

La base de todo está en ser conscientes de que no estamos solos en la carretera, y que tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos por favorecer una correcta convivencia.

Para los conductores:

La tecnología avanza sin parar y siempre ayuda, también en temas de seguridad vial, pero independientemente de los accesorios con los que cuente cada vehículo, los conductores deben tener en cuenta varias cosas al coger el volante:

· No conducir ningún vehículo bajo los efectos del alcohol o las drogas, pero tampoco subirse con alguien que lo haya hecho, a quien deberemos impedir que arranque sin estar en plenas condiciones.

· En trayectos largos, deberemos descansar cada 2 horas y, en la medida en que sea posible, alternarnos al volante con otro de los integrantes del vehículo.

· No usar el móvil con el vehículo en marcha, y evitar usar el GPS o cualquier otro utensilio que nos pueda distraer mientras conducimos.

· Respetar la distancia frontal con el vehículo que tengamos delante, y también la distancia lateral mínima de seguridad de 1,5 metros al adelantar a ciclistas.

· Respetar las normas de circulación, así como también señalizar siempre nuestros movimientos con el uso de los intermitentes y no acelerar ante semáforos en ámbar.

· Ante condiciones meteorológicas adversas, evitar hacer uso de los vehículos a menos que sea estrictamente necesario. En caso de que sí lo sea, moderar al máximo la velocidad y hacer uso de las luces y los faros antiniebla.

Para los ciclistas:

Los ciclistas, también deben tener en cuenta varias cuestiones a la hora de empezar a rodar en carretera:

· Seleccionar bien el horario de salida, evitando las primeras y últimas horas del día, en las que el sol tiene más fuerza y puede provocar deslumbramientos a los conductores. También hay que tener en cuenta la ruta, evitando en la medida de lo posible carreteras estrechas o demasiado concurridas e incluso optando por pedalear por montaña para garantizar la seguridad.

· Usar vestimenta y material adecuados (casco, guantes, gafas, calas…) y lo más visibles posible, que nos permitan ser vistos por los conductores y protegernos lo máximo posible en caso de sufrir una caída.

· Respetar las normas de circulación, tanto dentro como fuera de ciudad.

· Empatizar con los conductores, facilitando al máximo los adelantamientos e incluso intentando anticiparse a sus movimientos para evitar colisiones.