https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Cuánto nos costarán las vacaciones según el coche y el tipo de motor

A. NOGUEROL El Barco de Ávila

Con los precios del combustible disparados, y a punto de llegar la primera gran «operación salida» del verano, conviene hacer unos cuantos números antes de iniciar nuestro viaje por carretera para saber qué parte del presupuesto vamos a quemar durante nuestros desplazamientos.

Para hacer este ejercicio hemos tomado como ejemplo varios tipos de vehículo, por segmento y por mecánica, y calculado una media de 600 km de recorrido por carretera entre un punto de salida y un destino veraniego. Todo ello teniendo en cuenta una media de precios de los diferentes combustibles, de 2,151 €/l de gasolina 96, una media de 2,085 €/l para el gasóleo A, una tarifa durante esta semana de 1,035 para el GLP, y una media de 0,351 € el kWh. En el caso de la electricidad resulta complicado realizar una media, ya que el coste dependerá de la tarifa contratada, de si recargamos en vehículo en nuestro domicilio, o si por el contrario recurrimos a una recarga rápida pública, en cuyo caso la tarifa se puede disparar a costa de reducir el tiempo para recuperar el 80% de la carga.

Tampoco hemos realizado los cálculos estimados de consumo para un vehículo híbrido enchufable, ya que las medias ofrecidas se corresponden con el protocolo WLTP, que no resulta aplicable a un recorrido por carretera y autopista de 600 km. La media homologada de consumo de este tipo de coches suele rondar los 1,5 l/100 km, pero las mediciones del WLTP se realizan durante 30 minutos en tres fases: 589 segundos a baja velocidad; 433 segundos a velocidad media, 455 segundos a velocidad alta, y 323 segundos a velocidad muy alta.

En el caso de un viaje de vacaciones, el mayor porcentaje del trayecto se realizará a velocidad media/alta, por lo que las mediciones de WLTP quedarían desvirtuadas. En la práctica, con un vehículo híbrido enchufable, y una vez agotada la batería (unos 50 km de autonomía en modo eléctrico), la media de consumo se puede elevar fácilmente hasta unos 11 o 12 l/100 km, ya que este tipo de coches cuando son realmente eficientes es en entornos urbanos. Fácilmente el presupuesto para hacer 600 km se nos podría disparar hasta unos 137 euros (0,229 euros por kilómetro). El elevado consumo en carretera se compensa con la elevada eficiencia en los recorridos diarios.

Coche urbano

Con estas premisas, irnos de vacaciones con un coche urbano híbrido de gasolina, con un consumo medio de 5,1 l/100 km (Fiat Panda, Suzuki Ignis, Mitsubishi Space Star o similar) con unos 60-90 CV de potencia, nos costará alrededor de 0,109 euros por kilómetro. Esto quiere decir que con 65,4 euros tendríamos suficiente para recorrer los 600 km previstos hasta nuestro destino.

Si escalamos un nivel de tamaño porque disponemos de un modelo compacto (Seat Ibiza, VW Polo, Renault Clio, Opel Corsa, Citroën c3, Peugeot 208 y similares), no vamos a notar demasiadas diferencias, aunque al disponer de variantes de mayor potencia, a medida que disfrutemos de mejores prestaciones también lo va a notar nuestro bolsillo. si el coche es de gasolina la media de consumo ronda los 5,1 l/100 km, por lo que con la gasolina a 2,151 €, invertiremos 0,109 euros por kilómetro.

De nuevo el presupuesto será de unos 65,4 €. Si nuestro coche es diésel, mantendremos el distintivo medioambiental C (verde) de la DGT, pero la media de consumo desciende algo, hasta unos 4,1 l/100 km. Por consumo compensa el diésel, ya que a un precio de 2,085 €/l, nos gastaremos 0,085 euros por kilómetro. Es decir, que con 51 euros tendremos suficiente para recorrer los 600 km previstos.

Mejor salen las cuentas si nuestro coche es de GLP, o es de gasolina y lo hemos adaptado para este tipo de combustible (la transformación puede costarnos unos 1.000 euros, y con ello conseguimos el distintivo ECO de la DGT). El precio del GLP es de 1,035 €, y con un consumo medio de 3,9 kilos cada 100 km de gas (es lo que homologa el Renault Clio de 100 CV), nos sale un precio de 0,040 euros por kilómetro. Es decir, con 24,2 euros tendríamos cubierto el presupuesto para el viaje. en este caso convendría asegurarnos de tener en el trayecto o en el destino alguna estación de servicio con dispensador de GLP, ya que en el caso contario tendríamos que movernos con gasolina, con las cifras de consumo correspondientes.

La variante eléctrica en este segmento consume una media de 15,6 kWh/100 km. Al precio de 0,351 € el kWh, la inversión en electricidad sería de 0,054 €/km, o lo que es lo mismo, 32,4 euros para los 600 kilómetros totales. Aunque esta cifra es bastante ficticia, por que con una autonomía eléctrica de unos 300 km, que en carretera y autopista se puede quedar en poco más de 200, será necesario hacer un mínimo de dos paradas para la recarga. El precio dependerá entonces del operador y del tipo de recarga, además del tiempo que tengamos que invertir en localizar un cargador que funcione o que no esté ocupado. Dadas las infraestructuras de recarga existentes hoy en día en España, el viaje puede ser una estresante y aburrida aventura.

Berlina de 5 puertas

Si hacemos idéntico ejercicio para una berlina de cinco puertas (tipo Renault Mégane, Seat León, VW Golf, Ford Focus, Peugeot 308), además de disfrutar durante el viaje de un mayor tamaño y prestaciones, el gasto no se va a disparar demasiado, tal y como veremos con las medias calculadas. Con un coche de gasolina la medias de consumo ronda los 5,5 l/100 km, con lol que el coste por kilómetro será de 0,118 euros. Con poco más de 70 euros llegaremos a nuestro destino a 600 km de distancia.

Si nuestro coche es diésel, con un consumo de 4,6 l/100 km, el presupuesto será de 0,096 euros por kilómetro, un total de 57 euros el gasóleo para los 600 km.

En eléctrico, el consumo es de unos 15,3 kWh/100 km, esto es, 0,053 euros por kilómetro, y un total de 31,8 euros para los 600 km, si fuésemos capaces de llegar al destino con la carga inicial realizada en nuestro domicilio, algo completamente imposible. Otra vez confiaremos en la disponibilidad de puntos de recarga durante la ruta, pero es imposible calcular el coste de las recargas.

En un SUV familiar

Finalmente, si tenemos uno de los coches del segmento más de moda, el de los SUV, estas son las cifras orientativas que hemos obtenido: En un coche de gasolina, con consumo medio de 6,2 l/100 km, invertiríamos 0,133 euros por kilómetro, es decir, un total de 79,8 euros.

Si nuestro Crossover familiar es diésel, el consumo se rebaja hasta unos 4,9 l/100 km, y el coste por kilómetro se nos queda en 0,102 euros. Un total de 61 euros para el desplazamiento desde nuestra casa hasta nuestro destino.

Aquí de nuevo toman ventaja los modelos de GLP. Un coche como el Dacia Jogger, con 7 plazas, tiene un consumo medio de 4,4 k/100 km de GLP. Por lo tanto la inversión en el trayecto sería de 0,044 euros por kilómetro. Multiplicando, nos sale un total de 26,4 euros para recorrer los 600 kilómetros programados.

Nuestro último ejercicio nos lleva a una berlina familiar eléctrica. Aunque por el momento suponen un porcentaje muy pequeño de las ventas en España, conviene que nos vayamos haciendo una idea de lo que nos puede costar el desplazamiento en un vehículo de este tipo, dado el futuro eléctrico que nos espera. Un modelo como el KIA EV6, con 170 CV de potencia y una autonomía de 394 km homologa un consumo de 16,6 kWh/100 km. Con 5,82 euros recorreríamos 100 km con tarifa media doméstica a 0,351 €/kWh. El total sería por lo tanto de poco menos de 35 euros para recorrer los 600 kilómetros del inicio de nuestras vacaciones.