https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Citroën C4: las claves de un madrileño que triunfa en todo el mundo

Probamos la versión de gasolina y 155 CV con cambio automático de 8 velocidades

PATXI FERNÁNDEZ Madrid

Poco a poco el Citroën C4, en su actual generación, ha logrado hacerse un importante hueco en las listas de ventas, sumándose así a la tradicional aceptación que a lo largo de su historia ha tenido el modelo. Fabricado en exclusiva mundial en Madrid, se ha situado como la berlina del segmento C más vendida en el mes de marzo, con un 12,2% de cuota de mercado. Gran parte del éxito lo tiene su estética arriesgada, como corresponde en un Citroën, y una gama mecánica con numerosas posibilidades de elección, desde el diésel al eléctrico, pasando por el gasolina.

En la actual generació9n el modelo ha dado un salto importante al rediseñarse ofreciendo una posición elevada de conducción, ganando espacio interior y polivalencia, con un a carrocería que, sin que podamos llegar a encuadrarla en el segmento de los SUV, sí que logra una estética que ha conquistado a los clientes deseosos de este tipo de vehículos. Y a todo ello hay que añadir una gama de precios que arranca en unos 20.700 euros (sin aplicar ningún tipo de descuento ni promoción) que hace que gane atractivo.

Nosotros en esta ocasión hemos probado a fondo la versión de gasolina más potente, con 155 CV. Un motor que mueve con mucha soltura a un coche en el que pueden viajar con comodidad cuatro adultos (e incluso 5), y que al mismo tiempo cuenta con muy buenas cualidades para desplazamientos urbanos.

Con 4,36 metros de longitud y un maletero que arranca en los 380 litros (hasta 1.250 si abatimos los asientos posteriores), el C5 es un ejemplo de habitabilidad dentro de unas dimensiones no excesivamente grandes, que nos permiten por ello alternar las rutas en autopista y carretera como los recorridos normalmente más habituales por el centro de la ciudad.

Además de la muy sobrada potencia de 155 CV, con la cual no hemos encontrado ningún tipo de problema hasta a la hora de subir incluso puertos de montaña, su cambio automático EAT8 nos garantiza tanto la comodidad como la respuesta adecuada en todo momento. El consumo medio durante la prueba, de 6 l/100 km, se ha quedado muy cerca de la cifra homologada por la marca (5,9 l/100 km), lo cual se agradece en unos tiempos en los que la gasolina se mueve en precios máximos históricos. Incluso en recorridos urbanos, y sin ningún tipo de hibridación, resulta difícil que la cifra media supere los 6,3 litros de media.

Pero si por algo destaca el C4 es por su confort interior y su comodidad. Como apuntábamos, es cierto que cuatro adultos viajarán en su interior mucho más cómodos que si lo hacen 5 personas, pero el espacio es más que suficiente para todos ellos y sus equipajes. Además destaca especialmente la suspensión con topes neumáticos, que combinada con unos asientos sobresalientes (especialmente en las plazas delanteras), logran que los kilómetros se pasen muy rápido y sin fatiga.

Equipado con un cuadro de instrumentos digital y una pantalla táctil de 25,4 cm (10») capacitiva, dispone de 20 tecnologías de ayuda a la conducción, como el Highway Driver Assist, un dispositivo de conducción autónoma de nivel 2, así como 6 avanzadas tecnologías de conectividad.

Una vez al volante, todo son facilidades, con una instrumentación 'HD frameless' con un garafismo que es muy fácil de leer, con una suave iluminación ambiental lateral blanca que genera un efecto flotante. La instrumentación se combina con un sistema head-up display en color, de fácil lectura y que permite que el conductor mantenga su atención en la carretera. Todo es muy intuitivo. En el centro, de la parte superior de la consola y junto a los aireadores principales, la pantalla táctil de 25,4 cm (10'') es el centro neurálgico de las informaciones del vehículo y el punto de control de gran parte de sus funciones, las que se accede sin necesidad de pasar por enfarragosas rutas de menús o submenús. todo queda a mano y se encuentra fácilmente, tanto el acceso al navegador como a los controles del climatizador, o la radio y el sistema de audio.

En cuanto a sistemas de seguridad, cuenta con equipamientos como el reconocimiento de señales de límite de velocidad, el aviso de cambio involuntario de carril activo, el Active Safety Brake, el Indicador de atención del conductor y el de descanso recomendado o el sistema de vigilancia del ángulo muerto activo. Además podemos añadir otros sistemas de ayuda a la conducción como el frenado de emergencia Active Safety Brake, el control de crucero adaptativo, el sistema de vigilancia de ángulo muerto, la detección de baja presión de los neumáticos, la ayuda a la salida en pendiente (hill assist), la ayuda semiautomática al estacionamiento (park assist), o el encendido automático de luces de carretera.

Ficha técnica:

Modelo: C4 PureTech 155 S&S EAT8 Shine

Motor: Gasolina 155 CV (distintivo medioambiental C de la DGT)

Consumo: 5,9 l/100 km

Largo/ancho/alto (en metros): 4,36/1,89/1,52

Maletero: de 380 a 1.250 litros

Precio: 26.414 € (gama desde 20.795 €)

Nuestro modelo de prueba, el más potente de la gama, está a la venta por 26.414 €, sin aplicar ofertas o promociones, por lo que lo podemos encuadrar en una franja asequible para un coche para todo uso, que perfectamente se puede convertir el único coche familiar.