https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Peugeot e-2008, de Vigo para el mundo

Un tercio de los modelos fabricados en Vigo son un 2008

M.T.R. Vigo

La historia del Peugeot e-2008 es el relato de un éxito, según Joao Mendes director general de Peugeot en Espana y Portugal. Una afirmación que sustenta en los datos que acompañan a este modelo.

«Más de un tercio de los coches que vendemos en España salen de la factoría de Vigo. Y de estos, uno de cada tres coches que se fabrican en Galicia es un 2008», comenta Mendes, que añade a continuación «que es la fábrica que produce más vehículos eléctricos de toda España». Además recuerda que el 2008 se ensambla en exclusiva en la planta gallega de Porriño, que fue la primera que se especializó en la fabricación de eléctricos. «No importa en qué país estenos, si vemos un e-2008 ha salido de Vigo», afirma.

El Peugeot 2008 es el tercer coche más vendido en España y el segundo en el segmento de los SUV. El modelo se comercializa con cuatro acabados y el director general de Peugeot destaca, en este sentido, que el 75% de las ventas del modelo lo hacen de las versiones con acabado más alto, el Allure y el GT.

El e-2008 tiene una batería de 50 kW con una autonomía de 345 km y con una aceleración notable de 9 segundos de 0 a 100 km/h como suele ser habitual en los modelos eléctricos.

La factoría de Vigo

La fábrica de Vigo fabricó 493.000 vehículos en 2021, lo que equivale a 2.300 al día. El proceso intervienen 6.400 personas, empleos que se multiplican por 5 con los empleos indirectos que genera en la zona.

La inversión realizada por Stellantis en la factoría el año pasado fue de 31,2 millones y da trabajo a 125 proveedores en la zona. Los modelos salidos de la planta de Vigo se exportan a más de 50 países.

El 75% de los coches ensamblados en Vigo salen en barco, el 22% por carretera y el 3% por ferrocarril. Esto indica el papel crucial que tiene el puerto vigués en el proceso logístico transporte de los coches.

En las instalaciones de la planta gallega de Stellantis hay un taller de baterías en el que se han invertido 10 millones de euros en 2021. De este taller salen 120.000 baterías al año, unas 20 baterías /hora. Esta instalación es clave en la política de electrificación de la compañía, que en 2030 solo comercializará coches eléctricos.