https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

Patines eléctricos y Pods: el nuevo lenguaje del vehículo autónomo

Citroën ha presentado su propuesta de vehículo compartido a través de una curiosa combinación de plataforma eléctrica a la que se pueden acoplar diferentes configuraciones según las necesidades de movilidad

PATXI FERNÁNDEZ París

La crisis económica derivada del Covid 19 parece haber frenado la llegada del coche autónomo, aunque muchos de los avances tecnológicos que hace unos 10 años se probaban en los prototipos son ya una realidad (frenada de emergencia, sistemas de mantenimiento de carril, controles dinámicos de velocidad, etc). Pero la necesidad de descarbonizar el sector de la automoción finalmente se ha impuesto, haciendo que la electrificación se imponga como prioridad a la llegada del coche 100% autónomo.

Pese a ello las marcas no dejan de investigar, y formas como Citroën cuentan en su carpeta de proyectos curiosos prototipos como los que hemos podido ver en París en un evento al que la firma ha llamado «Urban Collëctif Citroën».

No se trata de vehículos para particulares. En realidad ni siquiera se trata de «coches» tal y como los concebimos en la actualidad, sino una asociación entre una plataforma eléctrica y autónoma llamada «Citroën Skate», y una serie de «Pods», o cabinas que se acoplan a esta plataforma como si se tratase de una pieza de Lego.

Al separar la plataforma de los servicios de movilidad, este concepto ofrece la posibilidad de ampliar al máximo el uso de la tecnología autónoma multiplicando las ofertas de servicio. The Citroën Skate puede desplazar los diferentes Pods existentes, por un carril específico, ya que en principio no se ha diseñado para compartir la calzada con el resto de vehículos.

Según nos ha explicado Vincent Cobée, General Manager de Citroën, «pensamos que este nuevo concepto de Citroën podría redefinir el marco de los desplazamientos urbanos: compartidos, eléctricos y autónomos. Con la solución que presentamos junto con Accor y JCDecaux, inventamos la movilidad autónoma para todos». Y con ese objetivo «este modelo de movilidad se basa en una flota de The Citroën Skate, robots de transporte que se desplazan continuamente por la ciudad asociados a Pods que facilitan experiencias únicas«

Esta solución tecnológica se basa en una flota de vehículos sin conductor, autónomos e interconectados, que se desplazan por la ciudad y permiten incrementar la fluidez del tráfico al menos en un 35%. Para ello, estos vehículos, pensados para circular en carriles específicos están dotados de tecnologías autónomas de nivel 5, es decir, que pueden circular sin conductor y de manera completamente autónoma. La combinación de «Skate-Pods» no está pensada para vehículos particulares ya que los costes serían prohibitivos. Para que esta movilidad sea accesible pese al coste elevado producto del despliegue de las tecnologías autónomas, el principio se basa en una gestión de flota inteligente con un uso maximizado extremadamente flexible, según la demanda.

Con esta base se han desarrollado los tres primeros «Pods». Dos de ellos han sido desarrollados junto con Accor y ponen de relieve dos de las marcas de lujo de su oferta: Sofitel con el «Pod Sofitel En Voyage» y Pullman con «Pullman Power Fitness». El tercero se ha desarrollado junto con JCDecaux: «JCDecaux City Provider».

El «savoir-faire» francés histórico

El primer Pod fruto de la colaboración entre Accor y Citroën, Sofitel En Voyage es una invitación a viajar por la ciudad en condiciones excepcionales de confort y servicios y con una vista perfecta hacia el exterior. «Sofitel En Voyage»es un paralelepípedo con estructura de cristal y marquetería con un ambiente intimista pero completamente abierto al exterior.

El aspecto orgánico de la marquetería de madera y un «savoir-faire» francés histórico, modernizado aquí gracias a las nuevas tecnologías y al corte láser de alta precisión crean una carrocería que evoca al mismo tiempo la ciudad de París, el mobiliario francés y la alta costura creativa. Este destacado trabajo de marquetería pone de relieve de manera sutil la atmósfera lujosa y moderna al tiempo que tamiza la luz mediante un sistema de pantallas.

En contrapunto, el empleo de cristal permite mostrar un habitáculo acogedor y cálido, sofisticado y refinado, en tonos naranja desde el suelo hasta el techo, evocando una concepción discreta del lujo contemporáneo.

Dotado de puertas correderas automáticas, el Pod permite que dos o tres pasajeros se instalen cómodamente a bordo, con sus maleteas alojadas en un espacio específico. Una banda de LED permite proporcionar todo tipo de informaciones a los usuarios: mensajes personales, noticias, meteorología, hora de llegada y duración del trayecto.

Todo está pensado para adaptarse a los gustos personales de cada usuario, con un bar que se abre como una flor con un solo toque para ofrecer bebidas y algo para picar, revistas, flores frescas, un sistema de sonido, cargadores por inducción y un sistema de iluminación configurable.

Un gimnasio sobre ruedas

El Pod Pullman Power Fitness muestra e l enfoque de la marca Pullman en materia de fitness contemporáneo poniendo de relieve el nuevo programa «Pullman Power Fitness».

Damien Perrot, Global Senior Vice-President Design de Accor, explica que «cada Pod es una interpretación audaz y moderna del diseño interior y del automóvil. Se han desarrollado superando los códigos y normas que usa actualmente la industria, con una ingeniería de precisión, materiales de gama alta, una estética pura, y, sobre todo, una redefinición de uso y de las funciones. Gracias a esta colaboración inédita y audaz, tanto en la forma como en el fondo, podremos crear oportunidades infinitas en el futuro».

A medio plazo, los Pods podrían reservarse a través de la aplicación ALL - Accor Live Limitless, con servicios y asociaciones que se ofrecen dentro del ecosistema de Accor.

Una marquesina accesible que se desplaza por la ciudad

La tercera de las propuestas mostradas, JCDecaux City Provider, es el resultado de la asociación entre Citroën y JCDecaux. Es además una reinterpretación del transporte público urbano, en el que es la marquesina la que se desplaza, recogiendo a los pasajeros que han solicitado su servicio a través de una App del teléfono móvil.

La célula propone a los ocupantes el mejor itinerario entre el punto de partida y el destino, optimizando el tiempo y la distancia.

Como especialista en mobiliario urbano JCDecaux propone unas formas puras, con diseño intemporal, incluso algo retro (personalmente me recuerda a los diseños de los primeros coches), sobrio y funcional, y ofrece confort y espacio a bordo. Combina diferentes materiales y texturas para acoger confortablemente a los pasajeros; negro texturado, gris aluminio satinado, cristales sobretintados, pero, asimismo, madera clara y vegetación.

JCDecaux City Provider propone dos espacios enfrentados bajo un techo ajardinado: un espacio abierto, protegido de la intemperie por un toldo y un espacio cerrado acristalado y luminoso gracias a una iluminación ambiental con una original disposición. Hasta cinco personas pueden acomodarse en el interior para desplazarse en un entorno luminoso y acogedor con una gran visibilidad de la ciudad. En el interior, los usuarios disponen de tomas USB para cargar sus dispositivos portátiles. Dos pantallas interactivas enriquecen la experiencia de movilidad con informaciones y servicios útiles para planificar y realizar el seguimiento de los trayectos, disponer de información sobre la vida cultural, turística o asociativa de la ciudad, descubrir nuevos lugares y recibir propuestas de actividades hacia las que la célula puede dirigirse si se le pide.

«Skate», el patinete autónomo

Todas estas estructuras se sitúan de forma autónoma sobre la plataforma diseñada por Citroën, el «Skate». Se trata de una especie de patinete capaz de circular en todos los centros urbanos en carriles específicos protegidos, autónomo, eléctrico y recargable por inducción. Puede funcionar casi de manera continua, recargándose automáticamente cuando sea necesario en bases de recarga específicas.

The Citroën Skate es la plataforma de movilidad que permite a los Pods desplazarse según necesidades: se sitúa debajo de los Pods en tan solo 10 segundos para iniciar el desplazamiento contratado.

Está equipado con toda la tecnología necesaria para el desplazamiento de células de transporte o de logística que, de este modo, no necesitan incorporar equipamientos redundantes y caros. Así, permite rentabilizar la tecnología de conducción autónoma, al contrario que el vehículo particular, estacionado el 95% del tiempo y que, si llega a disponer en el futuro de esta tecnología, no podrá aprovecharla nunca al máximo de su potencial.

Integra toda la inteligencia y tecnología necesaria para los desplazamientos en modo autónomo y eléctrico: baterías, motor eléctrico, radares, lidars, etc. Su velocidad máxima está limitada a 25 km/h, incluso a 5 km/h en zonas donde deba asegurarse la seguridad, pero esta velocidad puede adaptarse según la demanda.

Tiene un tamaño reducido con unas dimensiones de 2,60 m de largo, 1,60 m de ancho y 51 cm de alto, lo que le permite no saturar el espacio público.

Un último detalle son los neumáticos con forma de esfera. Las ruedas, revolucionarias han sido desarrolladas por Goodyear. Se trata de unas «Eagle 360», omnidireccionales, integradas por neumáticos esféricos. Integrando pequeños motores eléctricos, ofrecen al robot una libertad de movimientos total de 360° para desplazarse en todos los sentidos con el mismo principio que un ratón de ordenador, poder dar media vuelta sobre sí mismo y colarse por los espacios más reducidos sin preocuparse de mantener un determinado sentido de circulación.