https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

DGT

La multa de hasta 6.000 euros si circulas con este dispositivo instalado en el coche

La respuesta de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre los distintos dispositivos que puede incorporar un conductor en el vehículo es esta: «Avisar es legal; detectar e inhibir, no»

C.B.

Entre los conductores españoles existen ciertas controversias y falsas creencias acerca de la localización de los radares en las carreteras españolas. ¿Es posible instalar una aplicación que avise de los radares fijos y móviles?

La respuesta de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre los distintos dispositivos que puede incorporar un conductor en el vehículo es esta: « Avisar es legal; detectar e inhibir, no». Es por ello que se pueden utilizar aplicaciones de GPS que incorporan avisos de radares fijos como pueden ser 'Google Maps', Waze' o 'Social Drive'.

La explicación de la DGT es sencilla: «avisar de la ubicación exacta de un radar fijo es totalmente lícito, ya que se trata de una información pública y que Tráfico difunde en su web».

Más controversia causan los avisos de los radares móviles, puesto que la lista publicada por la DGT especifica los tramos de carretera en los que suele situar controles de velocidad, pero no el punto kilométrico exacto, como pasa con los radares fijos.

La DGT indicó que la Fiscalía de Seguridad Vial trabaja en un informe jurídico para determinar si las aplicaciones móviles y demás plataformas de avisos de ubicación de controles de alcohol, de drogas y radares móviles son sancionables.

Multa de 6.000 euros por llevar instalado este dispositivo

El mercado ofrece diferentes tipos de dispositivos a bordo del vehículo que pueden avisar, detectar e, incluso, hacer imposible la acción de un cinemómetro. Unos son legales, otros no; La DGT vigila de cerca esta práctica y sanciona estas prácticas con rigor. Son estos:

- Inhibidor. Rastrea los radares y anula su funcionamiento. Utilizar este dispositivo mientras se circula está sancionado con multa de hasta 6.000 euros y 6 puntos. Además, el taller que instale el dispositivo también puede ser sancionado con hasta 30.000 euros.

- Detector. Este dispositivo rastrea y localiza los radares próximos. Su uso está prohibido y se considera una infracción grave y se sanciona con 200 euros de multa y la retirada de 3 puntos del permiso

- Avisador. Los GPS (y apps) incluyen una base de datos con la situación de los radares fijos y de tramo de las carreteras españolas, los sitúan en el mapa y alertan al conductor de la proximidad del mismo. Su uso es legal.