Borrar
Satrústegui, Presidente de Hyundai Motor España, en MOGY Fest 2024 F. P.
En diez años la cuota de coches eléctricos no va a llegar ni al 60 por ciento
Leopoldo Satrústegui (Hyundai)

En diez años la cuota de coches eléctricos no va a llegar ni al 60 por ciento

Para el presidente de Hyundai Motor España «llegará un momento en que se imponga, pero hasta entonces tienen que convivir todas las tecnologías» Según el directivo, el problema es que existe un parque viejo, con una media de edad de más de 13 años

Canal Motor

Lunes, 17 de junio 2024, 03:49

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El coche eléctrico está en plena evolución , pero su consolidación va a requerir tiempo y un período e adaptación. Así se desprende de las palabras del presidente de Hyundai España, que expuso su punto de vista durante la celebración de la mesa redonda «Gestión del transporte sostenible en las grandes ciudades» en MOGY Fest

En el encuentro se han abordado las estrategias y políticas necesarias para gestionar el transporte sostenible en las grandes ciudades, discutiendo sobre las mejores prácticas y las innovaciones necesarias para lograr un sistema de transporte más eficiente y ecológico. Organizada por MOGY Fest junto a ANFAC, en esta mesa han participado José de la Uz, Alcalde de Las Rozas; Polo Satrústegui, Presidente de Hyundai Motor España; Francisco Casas, CEO de emovili; y José María González, Director General de APPA Renovables (Asociación de Empresas de Energías Renovables).

Para Leopoldo Satrústegui, «en diez años no vamos a llegar a que ni siquiera el 60% del mercado sea eléctrico. Estamos muy lejos, en un 4% y el crecimiento está siendo del 1% anual, excepto este último año, que no ha sido ni ese 1%. Yo creo que nos va a costar más tiempo y va a ser un proceso largo llegar a una movilidad completamente eléctrica. El futuro será eléctrico y de hidrógeno, pero yo no lo veo en diez años, nos va a costar bastante más y dependerá del plan de ayudas, de cómo se desarrolla la infraestructura y, sobre todo, de cómo se cambie la percepción negativa de muchas personas hacia el coche eléctrico. Hay que romper muchas barreras para que de verdad el mercado sea 100% eléctrico. Llegará un momento en que se imponga el vehículo eléctrico y el de hidrógeno, pero hasta entonces tienen que convivir todas las tecnologías».

Respecto a la caída de las ventas de eléctricos, Satrústegui apunta a varios factores. «Muchos clientes piensan que los vehículos eléctricos van a evolucionar mucho en los próximos años, con lo cual están también un poco a la espera. Y la gente también está esperando a que salga un nuevo Plan MOVES, lo que también para las ventas. Pero ya se vio una desaceleración a finales del año pasado y principios de año, una desaceleración que también se ha visto en Europa. El siguiente nivel de clientes que tiene que impulsar el mercado del eléctrico ya no es gente con un poder adquisitivo alto y ahí sí que hacen falta unas ayudas eficaces. En Alemania han quitado las ayudas y han visto como el mercado de los eléctricos ha dejado de crecer».

El directivo explicó además los motivos por los que cree que no se aceleran sus ventas. «No es una sola cosa, son muchos factores. En primer lugar, nos falta un poco más de conciencia sostenible y ecológica como consumidores. Luego, el programa de ayudas no ha funcionado como se esperaba y necesitamos tener un programa que active a los clientes, porque el actual, con lo que tardan en llegar las ayudas y que luego tributan en el IRPF, no anima demasiado. También falta cambiar la sensación de que hay poca red de infraestructura, y que cuando sales de viaje no haya colas para cargar. Sigue habiendo mucha incertidumbre entre los clientes, no tienen muy claro cuál es la tecnología que tienen que comprar».

«El esfuerzo que hemos hecho los fabricantes es brutal. Hace tres años había 20 o 30 modelos, y hoy hay más de 100. En lo que llevamos de año, el mercado de los eléctricos es del 4,3% y de ahí la importancia de disponer de un plan de ayudas que funcione de verdad. Y también que el consumidor vea que existe una ventaja entre comprarse un eléctrico, por ejemplo, no pagando parking».

«Por otro lado, la gente no paga más por tener un eléctrico, aunque se esté comprando un coche más eficiente y más sostenible. Lo que tenemos que conseguir es que el cliente vea beneficios en el eléctrico. Todos estamos tratando de impulsar el vehículo eléctrico, pero tenemos que ponernos en los zapatos del consumidor, que para tomar la decisión de comprarse un vehículo eléctrico tiene que tener una serie de ventajas, que hoy no las tiene: son más caros, a la hora de viajar es más incómodo… Eso no compensa sus ventajas, que también las tiene, como su consumo y muchas otras. Todo eso hace que el consumidor no se plantee comprar un eléctrico».

Primer objetivo: descarbonización

«Lo importante ahora mismo es que hablamos de descarbonización», asegura Polo Satrústegui. »Si hablamos del futuro, el futuro es el vehículo eléctrico. Pero hoy tenemos el problema de un parque viejo, con una media de edad de más de 13 años y lo que tenemos que hacer es renovar el parque«.

Satrústegui considera irreal quitar esos coches de circulación pensando que ese cliente se va a comprar un eléctrico ya que no, se va a comprar un vehículo de combustión o un híbrido un poco más joven, que va a seguir contaminando, aunque mucho menos. «Yo creo que también hacen falta planes que ayuden a las personas a cambiar esos coches viejos por vehículos mucho más eficientes».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios