Borrar
Cargador situado en urbanización F.P.
Cómo tienen que adaptarse los parkings para los coches eléctricos

Cómo tienen que adaptarse los parkings para los coches eléctricos

El 55% de los hogares en España no disponen de una plaza de garaje en la que instalar sistemas de recarga Los parkings comunitarios van a afrontar retos importantes en términos de adaptación y condiciones de espacio Pasos para instalar un punto de recarga para coches eléctricos en mi garaje

Canal Motor y Patxi Fernández

Viernes, 17 de mayo 2024, 08:59

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

España aún tiene un largo camino por recorrer en lo que respecta a vehículos eléctricos pero, lo cierto es que en 2035 en nuestro país solo se comercializarán vehículos de cero emisiones. El motivo es la entrada en vigor de la normativa Euro 7, con la que el Consejo y el Parlamento Europeo ya han llegado a un acuerdo y que está prevista para 2026. Su objetivo es reducir las emisiones de los vehículos y avanzar hacia la total electrificación.

Teniendo en consideración esta realidad, año tras año «venimos observando cómo los principales fabricantes de automóviles están realizando una apuesta mayor por este tipo de vehículos sostenibles, volcándose principalmente en su fabricación«, según explica a este diario el director general de ChargeGuru en España, Adrien Castagnié.

Es por ello que debemos adaptarnos a esta nueva movilidad, pero no solo hay que centrarse en electrificar la flota de vehículos, sino que al mismo tiempo debemos preparar los edificios y los parkings para contar con puntos de recarga.

En el caso de los edificios de nueva construcción, ya existe una normativa en la que se indica que deben disponer de canalizaciones que permitan la pre instalación de infraestructuras de recarga en sus garajes.

Por otro lado, si hablamos de los edificios existentes, es decir, los ya construidos, los parkings comunitarios van a afrontar retos importantes en términos de adaptación y condiciones de espacio. La instalación no es complicada, pero es necesario cumplir con la normativa, tanto a nivel legal como en lo que respecta a la comunidad de vecinos del inmueble.

En este sentido, cabe destacar que según datos procedentes de un estudio de Idealista, el 55% de los hogares en España no disponen de una plaza de garaje en la que instalar este tipo de sistemas de recarga y tan solo el 45% de los hogares españoles podrían instalar un cargador de coche eléctrico. Desde luego, no son datos muy alentadores, teniendo en cuenta la inminente necesidad de electrificación a la que nos enfrentamos.

Pero el mayor inconveniente aparece cuando hablamos de plazas de aparcamiento situadas en parkings de concesión municipal. En ese sentido, indicar que solo en Madrid existen más de 97.000 plazas para residentes con titularidad del Ayuntamiento. En estos casos, es prácticamente inviable instalar contadores eléctricos para cada plaza. Esto supone «que los dueños de esas plazas de garaje no se pueden ni siquiera plantear tener un vehículo eléctrico ya que no existe la posibilidad de que puedan contar con un punto de recarga en dichas plazas», afirma Adrien Castagnié.

El principal motivo es la antigüedad de la infraestructura. La mayoría de estos parkings son antiguos y no están preparados porque cuando se construyeron los vehículos eléctricos ni siquiera existían.

Por tanto, sus construcciones y arquitectura no están diseñadas ni preparadas para la instalación de la infraestructura necesaria para la carga de vehículos eléctricos. En este sentido, hay que tener en cuenta que los cargadores de vehículos eléctricos deben conectarse a un contador de electricidad y los parkings de residentes municipales disponen de un único contador para todo el parking, así como para las luces, sistemas de puertas, ascensores, etc. Además, este único parquímetro no suele encontrarse en un cuarto de contadores donde se podrían instalar otros, sino que habitualmente está ubicado en un nicho en la calle con capacidad para colocar de 2 a 4 parquímetros adicionales. Si se quisiera ampliar el número de contadores eléctricos, al encontrarse en la calle, requeriría de una obra civil, instalando nuevos módulos donde colocar los parquímetros y los equipos eléctricos.

Además de estos inconvenientes, hay que señalar que «hasta el momento, no existe una normativa que obligue a los ayuntamientos a contar con una preinstalación en los parkings de concesión municipal, por lo que se produce una enorme contradicción».

Pasos para instalar un cargador

Desde la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive) nos detallan todos los pasos que debes seguir para poner un cargador en la plaza de garaje.

La Ley de Propiedad Horizontal establece que solo hay que INFORMAR a la comunidad de propietarios de la intención de ponerse un punto de carga. No es por tanto preciso que se vote en junta de propietarios. El propietario tendrá que hacerse cargo, eso sí, de todos los costes de la instalación y es probable que le puedan pedir una explicación de cómo se va a hacer la instalación porque el cableado pasará por zonas comunes, pero nunca prohibir o denegar.

La ITC BT52 -recogida en el Real Decreto 1053/2014, de 12 de diciembre, por el que se aprueba una nueva Instrucción Técnica Complementaria (ITC) BT 52 «Instalaciones con fines especiales. Infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos», del Reglamento electrotécnico para baja tensión, aprobado por Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto, y se modifican otras instrucciones técnicas complementarias del mismo- establece los criterios de instalación de puntos de recarga en según qué escenarios y en lo que atañe a una vivienda de propietarios, existe la posibilidad de hacer una acometida individual (generalmente esto se hace cuando se contrata con un CPO u operador de recarga) o una acometida que salga del contador de la propia vivienda.

El Gobierno y los entes públicos son los principales interesados en contar con ciudades sostenibles y, como hemos indicado al principio, cumplir con las estipulaciones que marca el Consejo y Parlamento Europeo, pero todavía en el año 2024, no existe un plan para que estos parkings faciliten a los dueños de la concesión la opción de contar con un punto de recarga.

Si algo está claro es que es urgente prepararse para el futuro y para ello debería ser prioritaria la inversión en servicios que soporten la demanda de recarga. Además, porque contar con una infraestructura de recarga, también aporta un beneficio a nivel medioambiental a largo plazo. Según datos de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), el consumo de energía sigue siendo la principal causa del cambio climático y representa alrededor del 60% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

En este sentido, el director general a compañía europea experta en recarga de vehículos eléctricos ChargeGuru, nos explica que cuenta con el servicio Zeplug de infraestructura de carga colectiva sin coste para las comunidades «se preparan los edificios para ir añadiendo puntos de recarga sin limitaciones, a medida que estos se solicitan y hasta abarcar la totalidad de las plazas de garaje si fuera necesario».

El servicio de Zeplug contribuye a luchar contra esta realidad ya que, según Castagnié «al contar con un punto de recarga eléctrica en tu propio edificio permite reducir durante un año alrededor de 3 toneladas de CO2 por coche. De esta forma, se ahorra el desplazamiento a puntos de recarga públicos y además garantiza que la energía siempre procede de fuentes renovables».

Más información

De esta forma, los ciudadanos también percibirán que todos remamos en la misma dirección a este respecto y se estimulará la compra de vehículos eléctricos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios