https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

El Recharge Concept adelanta los próximos lanzamientos eléctricos de Volvo

Volvo reta a Tesla con un coche autónomo «de verdad»

El sistema Ride Pilot, capaz de tomar la responsabilidad de la conducción, estará disponible como una suscripción en el próximo todocamino eléctrico de la compañía

U. MEZCUA

Volvo se prepara para dar un paso de gigante en la conducción autónoma. La casa sueca ultima el lanzamiento del avanzado sistema de asistencia Ride Pilot. Lo estrenará su próximo todocamino eléctrico, derivado del concept Recharge, que se desvelará antes de final de año.

El sistema se ofrecerá primero en California, con vistas a incorporarlo posteriormente en otros mercados, siempre bajo la fórmula de la suscripción. A diferencia del sistema de asistencia de Tesla, confusamente denominado Autopilot, que advierte al conductor de que permanezca vigilante, Ride Pilot permitirá al usuario del vehículo desentenderse totalmente de la conducción, dado que la propia Volvo "tomará el control".

«Estamos orgullosos de anunciar el lanzamiento de nuestro primera funcionalidad de verdadera conducción autónoma, fijando un nuevo estándar para la industria sin comprometer la seguridad", según Mats Moberg, responsable de investigación y desarrollo de Volvo. El fabricante no ha detallado si se verá limitado a determinados entornos, aunque su sistema parece estar también un escalón por encima del que Mercedes-Benz acaba de lograr aprobar en Alemania, limitado en autovías a velocidades de hasta 60 kilómetros por hora.

El software ha sido desarrollado por la empresa de software de conducción autónoma Zenseact junto con el equipo interno de desarrolladores de Volvo Cars y los desarrolladores de Luminar, uno de sus socios tecnológicos. La configuración de los sensores consta de más de dos docenas de sensores, incluido el sensor Iris LiDAR de Luminar.

Aunque ya se han realizado pruebas en Suecia, California ofrece el clima, las condiciones de tráfico y el marco normativo idóneo para la realización de pruebas de conducción autónoma. Allí operan, por ejemplo, Cruise, de General Motors; o Waymo, de Google.

«Al utilizar Ride Pilot los conductores serán capaces de tener tiempo libre en lugar de conducir, y podrán gastarlo en actividades como leer, escribir, trabajar o socializar. También llegarán a su destino más descansados, reduciendo su estrés, especialmente al evitar conducir en atascos", promete la marca, que insiste en que cuando el sistema esté activo " Volvo Cars tomará la responsabilidad de la conducción".