https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

El Grupo VW alcanzará un beneficio operativo de 8.500 millones hasta marzo

JUAN ROIG VALOR Madrid

A pesar de enfrentarse a las «severas consecuencias» de la guerra en Ucrania, notables en las tasas de cambio y el encarecimiento de las materias primas, el Grupo Volkswagen espera alcanzar un margen operativo del 13,5%, gracias a su beneficio operativo de 8.500 millones de euros en el primer trimestre, un 77% más que hace un año.

Estas son cifras preliminares —las consolidadas se presentan a principios de mayo—, pero el consorcio afirma que el impacto positivo se debe a sus derivados financieros de cobertura sobre materias primas, que suponen 3.500 millones en positivo al resultado. Estos no están disponibles en efectivo.

Otro indicador que destacan es, precisamente, la liquidez de la división de automoción, que asciende a los 31.000 millones, después de pagar un bono de 1.100 millones en marzo y la emisión de otro por valor de 2.250 millones.

Los datos del Grupo Volkswagen ponen de manifiesto una realidad de la industria automotriz: los resultados se disparan a pesar de dificultades productivas, cuellos de botella y descensos en el número de entregas. Así, la compañía envió 1,89 millones de vehículos en los primeros tres meses de 2021, un 21,9% menos.

China y Europa Occidental, los mayores mercados del grupo por volumen, supusieron 754.000 y 627.1000 unidades, un 23,9% y un 14,7% menos que hace un año, respectivamente. Asia Pacífico fue la única región que retrocedió a menos de dos dígitos, con un 2,6% menos y 72.700 vehículos.

Las entregas en Norteamérica lo hicieron en un 19%, hasta los 177.500 coches, quedando ligeramente por encima de centro y este de Europa, que, a pesar de albergar un conflicto bélico, llegaron a los 121.000 vehículos, un 30,8% menos que hace un año.

Las marcas de volumen del grupo supusieron el grueso de las entregas, hasta las 1,37 millones (-25,1%) con la propia Volkswagen en cabeza, como suele ser habitual. En concreto superó el millón de unidades, un 25,6% menos que hace un año.

Skoda llegó a las 186.200 unidades (-25,4%) mientras que Seat y Cupra llegaron a las 91.400, con un descenso del 27,2% frente al primer trimestre de 2021.

La única marca que creció dentro del consorcio fue Traton, que engloba todos los camiones del grupo, y sus 67.800 entregas (+12,3%). Los vehículos comerciales retrocedieron un 14,5% hasta las 81.900 unidades.

Porsche —que previsiblemente saldrá a bolsa en el trimestre final de este año— redujo sus cifras en un 5%, hasta las 68.400, acusando el nuevo brote de coronavirus en China, uno de sus mayores marcados, y el hundimiento del Felicity Ace en marzo.

Rendimiento eléctrico

Volkswagen, desde su inversión hiperagresiva en electrificación de finales de 2021, en la que declaró que destinaría 89.000 millones en propulsiones limpias y digitalización, destaca las ventas de sus modelos cero emisiones. En el primer trimestre, estos ascendieron a las 99.100 unidades, un 65,2% más que hace un año.

Por marcas, estas se distribuyeron entre Volkswagen (53.400), Audi (24.200), Porsche (9.500), Skoda (8.800), Seat y Cupra (2.200) y, finalmente, 200 camiones eléctricos de Man.