https://static.canarias7.es/www/menu/img/motor-desktop.png

INTERACTIVO

Cómo localizar las gasolineras más baratas para ahorrar en la Operación Salida

Con los precios de la gasolina y el gasóleo por encima de los dos euros, hay algunos trucos con los que aprovechar más cada repostaje, pero también circulan algunas leyendas urbanas que no suponen ningún beneficio

S. M. Madrid

Comienza la primera gran 'operación salida' de este verano con los precios de los combustibles batiendo todos los récords. Aunque nos podemos encontrar con diferentes tarifas dependiendo de la la provincia, la localidad e incluso la estación de servicio, el precio de la gasolina 95 ronda los 2,123 €/l y el del gasóleo es de 2,083 €/l. Pese a la bonificación impulsada desde el gobierno, una vez que nos encontramos en ruta, conviene localizar las estaciones de servicio con los precios más económicos para ahorrar lo máximo posible en nuestros trayectos en coche.

Además del geoportal de gasolineras, donde nos podemos encontrar con las tarifas oficiales de toda España, también podemos recurrir a Google Maps, uno de los sistemas de navegación más populares, para realizar la búsqueda una vez que estamos en ruta.

El procedimiento para emplear es muy sencillo. Desde el 'smartphone', lo único que tienes que hacer es abrir la aplicación de Google Maps.

En la parte superior, justo debajo de la barra de búsqueda, el usuario encontrará varios iconos, entre ellos uno en el que aparece 'Gasolineras'. Si se hace 'clic' encima, aparecen en pantalla las ubicaciones de las estaciones que están más cerca de su situación.

El internauta también verá cómo se despliega información sobre las distintas gasolineras en la parte inferior de la pantalla. Tan solo será necesario pulsar encima para que se desplieguen los precios de los combustibles que comercializan. Además, el usuario podrá comprobar aquí cuáles son los horarios de los estacionamientos, las horas a las que están más concurridos u opiniones de otros usuarios.

La aplicación, y la funcionalidad, está disponible para todos los dispositivos. Tanto los iPhone con sistema operativo iOS como los Android de Google.

Sin necesidad de descargar ninguna App en nuestro móvil, el comparador de precios de la gasolina de CasaCocheCurro.com nos permite hacer la consulta en el buscador de la gasolinera más cercana. Apenas se tarda unos segundos y, hecha la consulta con la Ubicación de tu teléfono activada, se abrirá una lista con las estaciones de servicio más cercanas a tu localización.

Esta información incluye los horarios de las estaciones de servicio próximas para asegurarte de que estén abiertas y sea posible repostar. Y en el listado verás cuáles son los precios de los combustibles en las gasolineras que hay cerca y la distancia que tienes para llegar. Tan sencillo como elegir el tipo de combustible que necesita tu coche y seleccionar una gasolinera para que se te abra en tu teléfono Google Maps para recibir las indicaciones de cómo llegar.

Y como tal vez la gasolinera más cercana no sea la más barata, el comparador de precios de la gasolina nos ayuda a conocer cuál es la más barata de una localidad.

Para localizar los mejores gasolinas y precios de cada marca y estaciones de servicio más cercanos, el comparador de precios de gasolineras de CasaCocheCurro.com facilita en segundos saber dónde está la gasolinera más barata de cada localidad. Basta con introducir el nombre del municipio en el que se quiere consultar y aparecen ordenadas las más económicas, además de conseguir la ruta más cercana para llegar hasta allí con Google Maps.

Otra posibilidad es la aplicación para móvil de Petroprix, desarrollada íntegramente por la compañía jienense con tecnología propia, cuenta con 100.000 usuarios activos mensuales repartidos por toda España. Esta aplicación geolocaliza las estaciones más cercanas con los precios en tiempo real, para ofrecer tanto las ubicaciones de las gasolineras de la operadora como el ahorro que obtendrá a la hora de repostar en una de sus estaciones.

Por otro lado, el usuario también podrá activar la función 'Papel Cero', recibiendo así los tickets y las facturas vía digital (e-mail y/o app) después de cada repostaje.

Otras opciones de aplicaciones que nos podemos descargar en el móvil son: GasAll, que permite localizar la gasolinera que más te interesa en cada momento, seleccionado por precio, por carburante, o aprovechando algún tipo de promoción.

Con GasofApp podemos tener en la pantalla las gasolineras con el precio de su combustible además de las rutas para llegar a cada una de ellas sin necesidad de abandonar la propia aplicación. Nos permite agregar una lista de «favoritas» en función de nuestras experiencias anteriores.

Trucos y leyendas urbanas

Una primera recomendación habitual para intentar ahorrar unos céntimos es la de llenar el depósito por la mañana temprano. La temperatura ambiente y del suelo es más baja. Todas las estaciones de servicio tienen sus depósitos bajo tierra. Al contrario pasa durante el día, cuando la temperatura del suelo sube y los carburantes tienden a expandirse. Por esto último, si se llena el depósito al medio día, por la tarde o al anochecer, el litro de combustible no será un litro exactamente. En la industria petrolera, la gravedad específica y la temperatura del suelo juegan un papel muy importante.

Técnicos del sector puntualizan sin embargo a ABC que «no es así, porque el contador del surtidor sólo mide volumen (que es la magnitud que se mide en litros) y no varía su lectura. Pero si, como consecuencia de su temperatura, tiene mayor peso específico, ese litro pesará más y aportará más energía, que es lo que en definitiva compramos en la gasolinera».

Según SPG Talleres, uno de los motivos por los cuales procuramos conducir con el depósito lleno es por aprovechar un precio adecuado de la gasolina. Sin embargo, tras hacer los cálculos del ahorro por litro y el coste por el sobrepeso, puede haber una diferencia en torno a 25 kilos entre un depósito mediado y otro completamente lleno.

Lo que sí es cierto es que un depósito lleno evita de forma más efectiva que la gasolina se evapore, ya que al haber menos espacio para el aire, ante un aumento de temperaturas la condensación es menor que si el depósito está bajo mínimos.

Cuanto más combustible haya en el depósito, menos aire hay en el mismo. El carburante se evapora más rápidamente de lo que se suele pensar. Por eso los grandes depósitos cisterna de las refinerías tienen techos flotantes en el interior, manteniendo el aire separado del combustible, con el objetivo de mantener la evaporación al mínimo.

Además, las bombas de combustible son eléctricas, por lo que si se encuentran totalmente sumergidas en el líquido, tendrán un mayor enfriamiento y con ello un mejor mantenimiento por sí solas.

Con todos estos datos, los expertos de SPG Talleres recomiendan llevar el depósito medio lleno, con tendencia al lleno absoluto, pero sin llegar a él.

Otras recomendaciones para ahorrar combustible y no provocar daños al motor son, por ejemplo, evitar llenar el depósito cuando se están rellenando los tanques de la gasolinera ni inmediatamente después. Si se llega a la estación del servicio y ve un camión cisterna que está rellenando los tanques subterráneos de la misma, o los acaba de rellenar, se suele recomendar que se evite repostar en ese momento. La explicación es que al rellenar los tanques se remueve el combustible restante en los mismos y los sedimentos del fondo. Así que corre el riesgo de repostar combustible sucio. Sin embargo los técnicos expertos consultados por este periódico no están de acuerdo en esta última aseveración.

Finalmente, cuando llenes el depósito, se recomienda que no se apriete la manilla del surtidor al máximo, porque según la presión que se ejerza, la velocidad del surtidor puede ser lenta, media o alta. En este caso se recomendaría elegir el modo más lento para lograr ahorrar dinero.

Al surtir más lentamente, se crea menos vapor, y la mayor parte del vertido se convierte en un lleno eficaz. Todas las mangueras surtidoras devuelven el vapor a al tanque. Si se llena el depósito apretando la manilla al máximo un cierto porcentaje del líquido que entra en el depósito se transforma en vapor y vuelve por la manguera del surtidor al depósito de la estación. Con lo cual, consiguen menos combustible por el mismo dinero.