Preparativos para el sorteo en el Teatro Real. / efe

Lotería de Navidad 2021 El Gordo contra la desesperanza

El sorteo del año llega con el objetivo de dar alegrías en un 2021 marcado otra vez por la pandemia

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁN Madrid

Nervios por doquier como cada 22 de diciembre. En los responsables de Loterías y Apuestas del Estado, porque su cita más importante del año salga a la perfección después de tres horas largas de sorteo. En los niños y niñas de San Ildefonso, preocupados por hacerlo todo como han aprendido durante años y decenas de citas loteras. Y en los más supersticiosos, para que no se les olvide ningún paso en sus particulares rituales con el objetivo de que la diosa Fortuna no pase de largo y se acuerde de ellos con un pellizquito. O un pellizcazo, que soñar no cuesta, para gastar el dinero en lo de casi siempre: casas, arreglos, regalos especiales y viajes, aunque el maldito virus todavía los condiciona.

Segundo año de pandemia, pero con diferencias en el Sorteo Extraordinario de Navidad. La primera, las ventas. La Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administradores de Loterías (Anapal) calcula que han subido con respecto al año pasado un 15% hasta situarse en unos 3.100 millones en décimos y participaciones. Una cantidad similar a la de 2019, en la vieja normalidad. El año pasado, el descenso se notó sobre todo porque los grandes colectivos (peñas, clubes deportivos, asociaciones de todo tipo) redujeron su compra a la mínima expresión. «(El sorteo) Supone más de la mitad de las ventas de lotería nacional del año», recalca el presidente de Anapal, Borja Muñiz.

La otra gran diferencia con respecto a otros años es el ambiente crispado que vive el sector. La plataforma Loteros en la Lucha ha convocado para este miércoles una huelga en el sector, no secundada por las principales asociaciones, para reclamar una subida en las comisiones que perciben los loteros. Por cada décimo vendido de la Lotería de Navidad, la administración se queda con el 4%, un porcentaje que lleva congelado 17 años. En el caso del sorteo de Navidad son 0,80 euros. Por cien décimos que vende un lotero, 2.000 euros, se queda 80 euros.

Cobrar por Bizum

La tercera modificación con respecto al año pasado es en el cobro. Como novedad, todos los premios inferiores a 2.000 euros se podrán cobrar por Bizum. Si es igual o superior, se cobrará en las entidades financieras que colaboran con Loterías. La sociedad pública no ha modificado las condiciones de años anteriores. La emisión de décimos alcanza los 3.440 millones y se repartirá el 70% en premios (2.408 millones), la misma cifra que en 2020. Serán 172 series de 100.000 números cada una. Y los españoles nos gastamos una media de 66,60 euros en este sorteo, algo más de tres décimos.

El cinco seguirá siendo la terminación en la que más veces ha caído el Gordo (32), seguida del cuatro y del seis (27 veces cada una). Ocupa el último puesto el tres, con 21 ocasiones. Como curiosidad, Melilla es el único territorio donde nunca ha caído el Gordo.