Erupción del volcán Etna, en Sicilia, vista desde la localidad de Catania. / E. P.

Sicilia, pendiente del Etna

La erupción del volcán provocó el cierre del aeropuerto de Catania y cubrió de cenizas el este de la isla italiana

R. C. Catania

La isla de Sicilia vive desde este martes pendiente del volcán Etna que ha entrado en erupción. Aunque los vecinos de esta isla al sur de Italia saben que la montaña está contínuamente echando humo, la violenta erupción les ha recordado lo peligroso que pude llegar a ser este volcán.

El aeropuerto de Catania ha reabierto sus pistas este miércoles. Según informaciones del diario 'La Repubblica', la terminal aérea fue cerradael martes por la tarde debido a la lluvia de cenizas y piedras despedidas por el volcán.

La limpieza de la pista se prolongó durante toda la noche con el uso de seis barredoras y dos vehículos de apoyo técnico, así como diez unidades que trabajaron incansablemente para retirar la gran cantidad de ceniza volcánica de la pista, de la calle de rodaje y las plataformas.

Así, se han recogido decenas de toneladas de material volcánico, si bien las operaciones de limpieza continúan esta jornada. Las autoridades, que han señalado que la erupción duró poco menos de una hora, ha señalado que seguirán supervisando la actividad volcánica en la zona, pero han asegurado que la situación se encuentra bajo control.

Erupción del Etna; calles de Catania cubiertas de ceniza y columna de humo desde la montaña. / AFP/Reuters

El hundimiento de una parte del cráter de la vertiente sureste del famoso volcán provocó un desborde y un deslizamiento de lava a lo largo del flanco occidental, que no obstante no ha puesto en riesgo a las aldeas habitadas cercanas al volcán, señaló un funcionario del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV) a la agencia Agi. «Hemos visto situaciones peores», comentó Stefano Branca, director del INGV en Catania, considerando que este fenómeno que empezó al final de la tarde «no fue nada preocupante».

Los bomberos señalaron a comienzos de la tarde del martes en un tuit que, no obstante, seguían monitoreando la evolución de la situación en tres pequeñas localidades en las estribaciones del volcán, Linguaglossa, Fornazzo y Milo, informa AFP.

El Etna, con una superficie de unos 1.250 km2, es el volcán en activo más alto (3.324 m) de Europa, con frecuentes erupciones desde hace unos 500.000 años.