Trabajadores de la enseñanza se manifestaron en Francia para pedir la dimisión del ministro de Educación. / AFP

Los profesores franceses se plantan ante los continuos cambios de protocolo covid

El colectivo de docentes exige en una huelga la dimisión del ministro de Educación debido al «caos» generado en los colegios por el ómicron

BEATRIZ JUEZ Corresponsal en París

Huelga nacional de profesores en Francia contra «el virus político» que infecta la enseñanza. Los docentes protestaron este jueves en todo el país contra la gestión de la crisis sanitaria del covid-19 y el «caos» provocado por los continuos cambios de protocolo sanitario en los centros educativos. Y exigieron la dimisión del ministro francés de Educación, Jean-Michel Blanquer. Hubo baile de cifras. La huelga fue secundada por el 75% de los profesores de enseñanza primaria y el 62% de secundaria, según los sindicatos, que anunciaron la mitad de escuelas cerradas. En cambio, el ministerio de Educación dijo que solo hubo un 38,5% de huelguistas en primaria y un 27,73% en secundaria.

Alrededor de 77.500 personas se manifestaron en todo el país, 8.200 de ellas en París, según el Ministerio de Interior, que registró 136 movilizaciones en toda Francia. «Blanquer, dimisión. Blanquer, dimisión», gritaban numerosos profesores en la manifestación que recorrió el céntrico bulevar Saint-Michel en París.

Muchas de las pancartas que llevaban hacían referencia a una frase que pronunció el ministro de Educación y que sentó muy mal a este colectivo. «No se hace huelga contra un virus», dijo esta semana Blanquer, uno de los pesos pesados del macronismo. «No hacemos huelga contra un virus. Hacemos huelga contra Blanquer», rezaba la pancarta de un profesor de la École Alsacienne, una escuela privada laica parisina de gran prestigio.

«El 'blanquerovirus' perjudica gravemente la salud de la escuela», advertía otra manifestante. «En huelga contra el virus Blancron», añadía otro, haciendo un juego de palabras con los apellidos de Blanquer y el presidente, Emmanuel Macron. A menos de cien días de las elecciones presidenciales galas y en un intento de calmar los ánimos, el primer ministro Jean Castex anunció que se reuniría este jueves por la tarde con los sindicatos de profesores tras la jornada de huelga. El ministro de Sanidad, Olivier Véran, participó por videoconferencia, tras dar positivo en covid-19.

Los docentes contaron en su protesta con el apoyo del sindicato de directores de centros de enseñanza y de varias asociaciones de padres de alumnos. Varios candidatos de izquierda –la socialista Anne Hidalgo, Jean-Luc Mélenchon de La Francia Insumisa y el comunista Fabien Roussel– acudieron a la manifestación en París para expresar su apoyo.

«No nos protege»

Profesores, padres de alumnos y directores de colegios e institutos denunciaron que, en ocho días, ha habido tres protocolos sanitarios distintos del Gobierno francés para hacer frente a la ola de contagios por la variante ómicron en los centros.

«El virus de la Educación nacional es él, Jean-Michel Blanquer, que desde que está ahí nos desprecia con un protocolo que no protege», explicó a este periódico Chloé, profesora de enseñanza primaria. Esta maestra se quejó de que el ministro anunció el nuevo protocolo sanitario en los colegios el domingo 2 de enero en un artículo de prensa de pago, pocas horas antes de la vuelta al cole del día 3, en vez de comunicárselo antes a ellos para que pudieran organizarse mejor. Y luego lo volvieron a cambiar.

Esta profesora parisina de 27 años lamentó que no se exigiera a todos los alumnos un test negativo antes de regresar a clase tras las vacaciones de Navidad, lo que, según ella, ha disparado los contagios. «Sigamos siendo positivos, pero no en covid», pedía la pancarta de otra docente.