Unos trabajadores en una oficina. / EC

Bélgica acuerda introducir la semana laboral de cuatro días

Los partidos del Gobierno de coalición belga llegaron este martes a un acuerdo, pero sindicatos y empresarios la rechazan

OLATZ HERNÁNDEZ Corresponsal en Bruselas

Bélgica permitirá a los empleados concentrar las horas de trabajo en semanas de cuatro días, a cambio de extender sus jornadas laborales. Los partidos del Gobierno de coalición belga llegaron este martes a un acuerdo para introducir esta medida, que rechazan sindicatos y empresarios.

De este modo, el Ejecutivo de Alexander De Croo busca mejorar la conciliación familiar de los empleados y «darles más libertad». En la práctica, sin embargo, esto no supondrá una reducción de las horas de trabajo semanales, solo la posibilidad de alargar la jornada laboral una o dos horas diarias para poder disfrutar de tres días de descanso.

La reforma reconocerá como derecho esta posibilidad y cada trabajador deberá solicitarlo al empresario. Éste tendrá la última palabra, pero si rechaza la solicitud, deberá argumentar su negativa.

Trabajadores digitales

El Gobierno belga también quiere avanzar en una mayor flexibilidad horaria. Así, introducirá la opción de que los empleados puedan trabajar menos horas durante una semana y compensarlo la siguiente.

La amplia reforma pactada entre socialistas y liberales ofrecerá además un marco regulatorio «más claro» para los trabajadores de las plataformas digitales, que repercutirá en «mejoras de sus condiciones laborales». Del mismo modo, reforzará el derecho a la formación individual del empleado, que pasarán de los dos días por año reconocidos actualmente a tres a final de año y llegará a cinco en 2024.