Trump anticipa la inminente cumbre con Corea del Norte

08/05/2018

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció este martes que su secretario de Estado, Mike Pompeo, está de camino a Corea del Norte «en este mismo momento» para preparar su esperado encuentro con el líder norcoreano, Kim Jong-un, que será la primera cumbre de la historia entre Washington y Pyongyang.

«En este mismo momento, el secretario Pompeo está de camino a Corea del Norte», dijo Trump en una comparecencia para anunciar la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán.

El mandatario anunció el viaje de Pompeo al final de su comparecencia sobre Irán, cuando estaba hablando de que Estados Unidos no será un «rehén del chantaje nuclear» del país persa y aseguró: «Estados Unidos ya no hace amenazas vacías. Cuando hago promesas las cumplo».

A continuación, anunció el viaje de Pompeo y, a preguntas de los periodistas, indicó que tiene pensado aterrizar en Corea del Norte «probablemente en una hora».

«Se están haciendo planes. Se están desarrollando las relaciones. Esperemos que haya un acuerdo», subrayó Trump.

El mandatario también se refirió a los tres estadounidenses que permanecen presos en Corea del Norte, sobre los que ha prometido en varias ocasiones que habrá novedades pronto, lo que se ha interpretado como la posibilidad de que su liberación se produzca en breve, en un gesto de buena voluntad por parte de Pyongyang.

Preguntado sobre si Pompeo traerá a los estadounidenses a casa, Trump se limitó a decir: «Pronto lo averiguaremos».

Los tres presos son Kim Dong-chul, de 64 años; Kim Sang-duk, de 58, y Kim Hak-song, que ronda los 60, todos nacidos en Corea del Sur y que posteriormente adquirieron la nacionalidad estadounidense.

La pasada semana, Trump dijo que ya hay «una fecha y un lugar» para su encuentro con el líder norcoreano, aunque no los reveló.

Hasta ahora, la Casa Blanca ha dicho que el encuentro se producirá a finales de mayo o principios de junio y que se estaban barajando varios escenarios, entre los que figura Singapur y la frontera entre las dos Coreas, por la que Trump ha expresado preferencia.

El encuentro entre Kim y Trump será el primero entre los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte tras casi 70 años de confrontación iniciada con la Guerra de Corea (1950-1953) y de 25 años de fallidas negociaciones.