El presidente de EE UU, Joe Biden, y el primer ministro británico. Boris Johnson, juntos este domingo en la cumbre del G7. / efe

EE UU, Reino Unido, Canadá y Japón prohibirán importar oro ruso

Dicen que privará al Kremlin de «miles de millones de dólares» y aprovechan la cumbre del G7 para advertir que seguirán tomando medidas contra Putin y los oligarcas de su país por la guerra en Ucrania

JUAN CARLOS BARRENA Berlín

La invasión de Ucrania por Rusia también es centro de atención en la cumbre del G7 que se celebra en Alemania. De hecho, el inicio de la reunión estuvo marcado por las noticias sobre el nuevo ataque con misiles que solo horas antes había sufrido la capital ucraniana Kiev, que fue calificado de «barbarie» por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Además, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, participa hoy en la reunión de manera telemática.

La Casa Blanca ya había anunciado de antemano que deseaba incrementar la presión sobre Rusia y que presentaría una serie de «propuestas concretas» en ese sentido. Otra manera de referirse a un nuevo paquete de sanciones contra el Kremlin. Este mismo domingo Biden anunció en Twitter: «Juntos, el G7 anunciará que prohibiremos el oro ruso, una de las principales fuentes de exportación, lo que privará a Rusia de miles de millones de dólares».

A la espera de un anuncio conjunto al final de esta cumbre en Elmau, acto previsto para este lunes, Reino Unido, Canadá y Japón se unieron en las últimas horas a Estados Unidos en su intención de prohibir las importaciones de oro ruso.

«Estas medidas golpearán directamente a los oligarcas rusos e impactarán en el centro de la maquinaria de guerra de Putin», declaró el primer ministro británico Boris Johnson, también presente en la reunión. Rusia es un importante productor de oro cuyas exportaciones representaron cerca de 15.500 millones de dólares en 2021, según Londres.

'Plan Marshall' para Ucrania

«Putin dilapida sus recursos en esta guerra inútil y bárbara. Alimenta su ego a expensas de los pueblos ucraniano y ruso», agregó Johnson. Prohibir las importaciones de oro ruso va a tener «un impacto enorme en la capacidad de Putin de recaudar fondos», insistió el Gobierno británico en un comunicado.

Por su parte, el canciller federal alemán y anfitrión de la cumbre del G7, Olaf Scholz, avanzó que planteará medidas para apoyar a largo plazo al país invadido y la elaboración para la reconstrucción de Ucrania de un 'Plan Marshall'. La idea es que pueda llegar a ser algo similar al que se aplicó en Alemania y otros países europeos tras la Segunda Guerra Mundial.