Las fuerzas de seguridad polacas dispersan con cañones de agua a los inmigrantes que les atacan desde territorrio bielorruso, que esperan para saltar las vallas. / AFP/Vídeo: Atlas

Polonia recurre a cañones de agua para contener a los inmigrantes

Concentrados en tierra de nadie, los 'sin papeles' atacan con granadas de aturdimiento a las fuerzas de seguridad de Varsovia

AGENCIAS

La tragedia ronda la frontera entre Polonia y Bielorrusia. Hasta ahora once personas han muerto en diferentes circunstancias, todas ellas emigrantes. Al parecer, ninguno de los fallecimientos fue motivado por actos violentos, pero el incremento de la tensión presagia malos augurios.

El Gobierno de Varsovia difundió este martes vídeos en los que se observaba cómo su ejército recurría a gases lacrimógenos y cañones de agua para frenar a los refugiados que atacaban con piedras y palos a los soldados desde el otro lado de la alambrada. Incluso llegaban a lanzar granadas de aturdimiento que les habría pasado el Ejército de Bielorrusia.

Al parecer su objetivo era abrir un boquete en la valla para poder pasar, algo que intentan desde hace varios días sin éxito. Hasta ahora los uniformados polacos han logrado frenar todas las acometidas, expulsando a los migrantes, que siempre se han visto obligados a volver al campamento improvisado cerca del paso fronterizo de Bruzgi-Kuznica. Allí luchan para superar las temperaturas glaciales y la falta de alimentos entre 3.000 y 4.000 personas, muchas de ellas kurdos iraquíes.

En la refriega de este martes, que se prolongó durante dos horas, uno de los agentes de policía resultó «gravemente herido», con roturas en los huesos craneales tras recibir un golpe en el rostro. Un militar también fue alcanzado por una piedra en la cara, mientras que la Guardia Fronteriza informó de varios lesionados en sus filas. Al parecer estos últimos sufren golpes en brazos y piernas.

El ministro de Defensa, Marquéz Blasczak, agradeció la respuesta de los militares y confirmó que todos ellos recibirán una prima económica por su actual despliegue. Añadió que los refugiados está armados con granadas aturdidoras que lanzan hacia los agentes y acusó a las fuerzas bielorrusas de entregárselas.

Fuerzas rápidas

La Unión Europea trabaja en la creación de grupos militares europeos que permitan la intervención rápida del bloque europeo con hasta 5.000 efectivos en situaciones de emergencia, incluidas amenazas como la presión migratoria orquestada por Bielorrusia. Los ministros de Defensa de los Veintisiete dieron este martes el primer visto bueno a la propuesta del Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, de crear unas fuerzas para permitir una respuesta más «rápida, decisiva y robusta» ante situaciones de crisis.

Se trata de la iniciativa estrella de la nueva estrategia de Defensa de los Veintisiete, denominada 'Brújula estratégica' y que pretende fortalecer la capacidad militar del bloque para aumentar su resistencia ante amenazas.