Alexander Lukashenko. / Reuters

Los países bálticos vetan a Lukashenko

Al presidente bielorruso y a otros 29 dirigentes del país les acusan de «organizar y falsificar las elecciones» y «apoyar la represión»

EUROPA PRESS

Los gobiernos de Estonia, Lituania y Letonia han pactado la declaración de 30 dirigentes bielorrusos como personas 'non gratas', entre ellos el presidente, Alexander Lukashenko, al que consideran el principal responsable de la crisis abierta tras las controvertidas elecciones del 9 de agosto.

Las personas de la lista no podrán entrar en los países bálticos de forma indefinida, de acuerdo a lo pactado entre los tres gobiernos. Además del presidente, entre los líderes señalados figuran responsables de distintas instituciones como la Comisión Electoral, los ministerios del Interior y de Justicia, la Fiscalía y el Comité de Investigaciones.

Todos estos líderes son considerados responsables de « organizar y apoyar la falsificación de las elecciones (...) así como de apoyar la represión violenta de las manifestaciones pacíficas« convocadas tras los comicios presidenciales, según una nota difundida por el Ministerio de Exteriores letón.

Los países bálticos han instado a la Unión Europea a seguir por esta misma línea, una tesis que ya plasmaron la semana pasada en la reunión de ministros de Exteriores. En dicho foro, los Estados miembro pactaron sancionar al menos a una veintena de dirigentes bielorrusos, aunque sin aclarar si los castigos afectarán a Lukashenko.

Un portavoz del Ministerio de Exteriores bielorruso, Anatoli Glaz, ha adelantado en declaraciones a la agencia rusa Sputnik que Minsk «se verá obligada a tomar medidas adecuadas contra los promotores de tales iniciativas», lo que podría derivar en sanciones de represalia contra dirigentes estonios, lituanios y letones.

Glaz ha asegurado que la opinión de estos tres países vecinos puede ser «importante», pero considera que están dando pasos «precipitados» contra el Gobierno que dirige Lukashenko.

APOYO POLACO A LOS MANIFESTANTES

Por otra parte, el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, ha reiterado este lunes su apoyo a los «hermanos bielorrusos» que se manifiestan en las calles contra Lukashenko. «Estamos con vosotros. La Solidaridad polaca está con vosotros», ha dicho, coincidiendo con el cuadragésimo aniversario de la fundación del simbólico sindicato.

«Creemos que una Bielorrusia libre y soberana forma parte de la familia de naciones europeas, en armonía y paz con todos sus vecinos. Estas es la Bielorrusia que quieren la mayoría de los bielorrusos», ha añadido Morawiecki, según la agencia de noticias DPA.

Relevan al embajador en España

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, relevó este lunes de su cargo al embajador bielorruso en España, Pável Pustovói, por sus críticas a la violencia policial en su país y su apoyo a un nuevo recuento de los votos emitidos en las polémicas elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto.

Según informa la agencia BELTA, Lukashenko firmó el decreto de destitución de Pustovói, quien también ejercía el cargo de representante bielorruso ante la Organización Internacional de Turismo. Pustovói comentó el pasado 19 de agosto en su página de Facebook que la situación en la antigua república soviética era «inaceptable» en un país europeo del siglo XXI.

Además, abogó por un nuevo recuento de los votos como vía para el arreglo pacífico de la crisis, una investigación judicial contra los que golpearon a los manifestantes e instigaron el desproporcionado uso de la fuerza por parte de los efectivos antidisturbios.