Doce mujeres que hacen frente a la pérdida de derechos y doce combatientes talibanes. / AFP

Los rostros de Kabul

El ascenso de los talibanes se contrapone con la pérdida de los derechos de las mujeres un año después de la retirada de Estados Unidos de Afganistán que desencadenó la toma de poder de los islamistas

DIANA MARTÍNEZ

El 15 de agosto es una fecha señalada en rojo en el calendario para Afganistán. Este lunes es el primer aniversario de la retirada de Estados Unidos del país y la consecuente toma de Kabul a manos de los talibanes. Para parte de la sociedad –las minorías y las poblaciones vulnerables, sobre todo las mujeres– ha sido un episodio de lo más negro, marcado por la violencia y la supresión de derechos en la población femenina.

La retirada de las tropas estadounidenses condujo inevitablemente al colapso de las fuerzas del país centroasiático y, finalmente, del propio Gobierno. Todo ello precipitó la recuperación del control por parte de los talibanes y la consiguiente salida caótica tanto de los extranjeros como de los propios ciudadanos afganos. Miles se dirigieron entonces al Aeropuerto Internacional Hamid-Karzai de Kabul para huir cuantos antes del territorio. El panorama dejó impactantes imágenes del tumulto de afganos invadiendo las pistas de aterrizaje para colarse en los aviones que se alejarían del país y les daban la promesa de la libertad. Algunos perecieron en el intento. Las imágenes de civiles aferrándose a los aparatos en movimiento, e incluso de las caídas de algunos de ellos ya iniciado el vuelo, dieron la vuelta al mundo.

Desde que los islamistas tomaron el poder hace un año tras una ofensiva relámpago, las mujeres afganas prácticamente han desaparecido de la vida pública y sufren importantes restricciones sobre qué pueden vestir, dónde pueden trabajar y cómo pueden viajar. Mientras, las familias ven mermados sus ingresos como resultado de una crisis económica cada vez más profunda.

La sociedad afgana está dividida. Mientras unos sufren, otros celebran. El régimen talibán ha declarado el lunes día de fiesta nacional para conmemorar la efeméride. «El 15 de agosto es el primer aniversario de la victoria de la yihad de los afganos, liderada por el Emirato Islámico de Afganistán, contra la ocupación de los estadounidenses y sus aliados» durante los últimos veinte años, indica el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en un comunicado recogido por la agencia de noticias protalibán Bajtar News.