Borrar
Directo Directo | Los campeones de la Eurocopa ya están en Zarzuela para reunirse con los Reyes
Miembros de la la Media Luna Roja trasladan a un herido. Efe
La tensión en Jerusalén tiñe de sangre Gaza

La tensión en Jerusalén tiñe de sangre Gaza

Israel bombardea la Franja tras el lanzamiento de decenas de cohetes por parte de Hamás y mata a nueve personas, tres de ellas niños

Mikel Ayestaran

Jerusalén

Lunes, 10 de mayo 2021, 11:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los primeros muertos de la escalada de tensión que sufre Jerusalén desde el comienzo del ramadán fueron nueve gazatíes de Beit Hanoun. Hamás entró de lleno en la crisis abierta en la ciudad santa por los dos asaltos policiales a la Explanada de las Mezquitas y el desalojo de familias palestinas de Sheikh Jarrah y dio un ultimátum al Estado judío para retirar sus tropas de Al-Aqsa, tercer lugar más sagrado para el Islam, antes de las seis de la tarde.

Cuando llegó la hora comenzó el lanzamiento de decenas de cohetes, siete con dirección a Jerusalén. La aviación israelí puso en marcha de manera inmediata una operación contra la Franja y en el primer bombardeo fallecieron nueve personas, entre ellas tres niños, según el ministerio de Salud palestino.

Por primera vez desde la guerra de 2014 las sirenas sonaron en la ciudad santa y la gente corrió en busca de refugio. La alarma sonó en pleno Día de Jerusalén, con las calles repletas de gente que había acudido a celebrar la conquista de la parte oriental de la ciudad, donde están los lugares santos, en la guerra de 1967.

Imágenes de los enfrentamientos en Jerusalén. Efe
Imagen principal - Imágenes de los enfrentamientos en Jerusalén.
Imagen secundaria 1 - Imágenes de los enfrentamientos en Jerusalén.
Imagen secundaria 2 - Imágenes de los enfrentamientos en Jerusalén.

La jornada, conocida como 'Día negro' por los palestinos, arrancó con choques en la Explanada de las Mezquitas que dejaron más de 300 heridos, entre ellos 20 policías. Por segunda vez en pocos días el lugar se convirtió en campo de batalla y la violencia se extendió al interior de Al-Aqsa.

La delicada situación de seguridad llevó a cancelar el desfile anual que conmemora la victoria militar. «La marcha con danza de las banderas ha sido anulada. No danzaremos sobre una Jerusalén dividida», indicó la organización Am Kalavi responsable de diseñar un evento marcado por la fuerte presencia de jóvenes ultranacionalistas.

Escenas de pánico

Pese a la cancelación oficial, algunos grupos decidieron dirigirse hacia el muro y emplearon como alternativa la Puerta de Yafa para cruzar las murallas. Las calles, sin embargo, se silenciaron tras el lanzamiento de cohetes de Hamás y se vivieron escenas de pánico. Según el diario 'Haaretz', en los últimos días la oficina de Benyamin Netanyahu recibió mensajes de todo el mundo para pedir la anulación de la marcha en un momento tan delicado.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió de urgencia para evaluar la violencia en Jerusalén pero no llegó a ningún acuerdo sobre una declaración conjunta. La agencia AFP informó de que EE UU apostó por «trabajar entre bastidores» por «no estar seguros de que a estas alturas un comunicado pueda ayudar».

El lanzamiento de cohetes siguió durante horas e Israel reforzó el despliegue militar a lo largo de la verja de separación. Las clases se suspendieron en los colegios cercanos a Gaza. El líder opositor Yair Lapid, quien tiene en sus manos la responsabilidad de formar gobierno tras el fracaso de Netanyahu, pidió «una respuesta fuerte».

Lugar santo de judíos y musulmanes

La Explanada de las Mezquitas, llamada Monte del Templo por los judíos y escenario este lunes de nuevos enfrentamientos entre policías israelíes y manifestantes palestinos, es un lugar ultrasensible situado en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Tercer lugar santo del islam, y el más sagrado del judaísmo, la explanada de las Mezquitas es un polvorín donde el menor incidente puede degenerar.

La explanada se extiende sobre 14 hectáreas en la parte alta de la Ciudad Vieja de Jerusalén. Está situada en la parte oriental de la ciudad, sector palestino ocupado y anexionado por Israel en 1967, y que los palestinos quieren convertir en la capital del Estado al que aspiran.

El lugar, llamado por los musulmanes Al-Haram al-Sharif (Noble santuario), alberga la Cúpula de la Roca y la mezquita Al-Aqsa (la Lejana) pues es el santuario más alejado donde, según la tradición musulmana, el profeta Mahoma habría acudido. La Cúpula de la Roca se levanta sobre el lugar donde el profeta habría subido a los cielos. La construcción de la explanada se inició en el siglo VII tras la toma de Jerusalén por el califa Omar. Está sobre el sitio del Templo judío destruido por los romanos en el año 70, y cuyo único vestigio es el Muro de las Lamentaciones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios