Celebración en Kabul por el intercambio de presos con EE UU. / efe

Afganistán intercambia un prisionero con EE UU

El ingeniero estadounidense Mark Frerichs, raptado hace dos años, ha sido liberado en el marco de un canje por Bishr Nurzai, un alto cargo talibán

A. G.

Los talibanes liberaron al ingeniero estadounidense Mark Frerichs, raptado hace dos años en Afganistán, en el marco de un intercambio de prisioneros que ha llevado al gigante americano a excarcelar a Bishr Nurzai, un alto cargo del grupo fundamentalista -considerado una figura cercana al fundador de los talibanes, el mulá Mohamad Omar-, según anunció este lunes el ministro de Exteriores afgano, Amir Jan Muttaqi.

Frerichs fue entregado a las autoridades norteamericanas en el aeropuerto de Kabul, afirmó Muttaqi, quien recalcó que «la fuerza, la guerra y la coacción nunca dan resultados», mientras que «las conversaciones y las negociaciones solucionarán todos los asuntos». Una afirmación que, a su juicio, quedó demostrada con los históricos acuerdos de Doha, firmados entre EE UU y Afganistán en 2020.

El prisionero estadounidense, un veterano de la Armada, fue secuestrado a finales de enero de 2020 cuando trabajaba como contratista de construcción en tierra afgana. Su hermana, Charlene Cakora, aplaudió la liberación. «Hubo algunos que protestaron contra el acuerdo que ha traído de vuelta a casa a Mark, pero el presidente Biden hizo lo correcto. Salvó la vida de un inocente veterano», alegó.

Relaciones bilaterales

Nurzai, por su parte, destacó que el intercambio de presos ayudará a mejorar las relaciones bilaterales y pidió a la comunidad internacional que mantenga conversaciones con Afganistán. El alto cargo talibán ha pasado diecisiete años en prisión tras ser condenado por tráfico de drogas. Su abogado reclamó que los cargos presentados contra él en Estados Unidos fueran retirados tras argumentar que fue engañado con la promesa de que no sería arrestado.

El presidente norteamericano ya había reclamado en enero la liberación del veterano. «Era ingeniero civil y pasó una década ayudando al pueblo de Afganistán. No ha hecho nada malo y aún así lleva dos años retenido por los talibán», expresó el mandatario.