El buen tiempo de los últimos días, inusual en esta época del año, ha vuelto a disparar los datos de los que entran ilegalmente por mar al Reino Unido. / EFE

Más de mil migrantes cruzan en botes el Canal de la Mancha hasta Inglaterra

Se teme por la suerte de tres personas desaparecidas que intentaron llegar en piragua desde Francia

LOURDES GÓMEZ Corresponsal. Londres

Un nuevo máximo de 1.185 adultos y menores intentaron navegar hasta el sur de Inglaterra en una misma jornada de esta semana en pequeñas embarcaciones a través del Canal de la Mancha, una de las rutas marítimas de mayor tráfico en el mundo. Fueron rescatados el jueves por cuatro embarcaciones del Servicio Fronterizo británico, que les transportó hasta el puerto de Dóver, según confirmó este viernes el Ministerio de Interior.

Otros tres individuos se dieron por desaparecidos, presuntamente muertos, al intentar cruzar en piragua el mismo trecho de agua que separa Reino Unido de Francia. No son los primeros migrantes que perecen en el Canal en las últimas semanas, cuando trataban de alcanzar la costa inglesa.

El buen tiempo de los últimos días, inusual en esta época del año, ha vuelto a disparar los datos de los que entran ilegalmente por mar al Reino Unido. El récord diario anterior se registró el pasado día 3, cuando 853 migrantes fueron identificados en la peligrosa ruta marítima desde las playas del norte de Francia. Se estima que más de 23.000 llegaron a salvo a los condados sureños de Kent o Sussex en embarcaciones pequeñas en lo que va de año. En 2020, con la pandemia del coronavirus arrasando en la mayoría de países, se contabilizaron unos 8.400 y unos 1.900 el año anterior.

Nuevas rutas

Las fuerabordas o botes de motor están reemplazando con creciente asiduidad a camiones, contenedores o ferris como medio de transporte en la última etapa del peregrinaje hacia una vida nueva en el Reino Unido. Los rígidos controles de seguridad en torno a las terminales del puerto de Calais y el servicio de tren del eurotúnel han desviado a migrantes y traficantes humanos hacia otros puntos del litoral, de donde parten en canoas o barcos de corta eslora.

La ministra del Interior, Priti Patel, prometió convertir este tipo de travesías en un «fenómeno infrecuente» para la primavera de 2020. En agosto habló de «hacer inviable» esta ruta en la que ahora naufraga gente embarcada en kayaks.

Los datos de migración extraoficial son mínimos comparados con otras regiones del mundo. Más de 100.000 individuos han atravesado este año el Mediterráneo hasta alcanzar las costas europeas, de acuerdo con el Alto Comisionado en Refugiados de la ONU. La organización estima que 1.313 migrantes, por lo menos, han muerto o desaparecido en el mismo mar en 2020.