Las protestas en Jordania fuerzan la dimisión del primer ministro

04/06/2018

El primer ministro de Jordania, Hani al Mulki, dimitió este lunes presionado por las protestas que se suceden desde hace varios días tras una huelga general en contra de un polémico proyecto de ley impulsado por su Gobierno para aplicar una reforma tributaria.

El rey de Jordania, Abdalá II, aceptó este lunes la renuncia de Al Mulki, según la agencia oficial de noticias Petra, que reproduce un escueto comunicado de la Casa Real jordana. Fuentes oficiales aseguraron que el monarca ha pedido al actual Ministro de Educación, Omar al Razaz, que forme un nuevo ejecutivo tras una reunión que se produjo en el palacio de Al Huseiniya.

Sin embargo, todavía no hay una confirmación respecto al encargo para la formación de un nuevo gobierno a Al Razaz.

El que sería el elegido para el Ejecutivo estudió en la Universidad de Harvard y ocupó varios puestos destacados en el sector público y privado, y también trabajó en el Banco Mundial.

Este cargo podría ayudar a gestionar la actual crisis desatada por la aplicación de las medidas de austeridad dictadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que supervisa el programa económico del país árabe, afectado por la afluencia de refugiados desde Siria, el desempleo y la falta de crecimiento en los últimos años.

Los sindicatos jordanos convocaron el pasado miércoles una exitosa e histórica huelga general en contra del proyecto de ley y miles de ciudadanos se han manifestado en las calles en las últimas noches para pedir la dimisión del jefe del Ejecutivo, una situación que no se vive desde 2011.

Este también perdió la confianza de decenas de diputados, que pidieron hoy al rey que le apartara del cargo después de haber provocado esta situación "explosiva", que llega en el mes sagrado musulmán de ramadán, por lo que el Parlamento no celebra sesiones.

El monarca se solidarizó con el pueblo jordano e indicó hace unos días que "es injusto que solo el ciudadano soporte las consecuencias de las reformas financieras", aunque al mismo tiempo aludió a la necesidad de mejorar la eficiencia del sistema tributario y combatir el fraude fiscal.

Durante estas protestas, unas 60 personas fueron arrestadas, entre ellas ocho con nacionalidad árabe, por "causar daños a las propiedades públicas y privadas durante las cuatro noches de protestas", indicó hoy en una rueda de prensa el responsable de seguridad pública, el teniente general Fadel al Hamud.

Las protestas en Jordania fuerzan la dimisión del primer ministro

Añadió, además, que "42 policías habían sido heridos en las protestas, la mayoría de ellos atacados con armas de fuego".

Este domingo, el Consejo de Sindicatos jordano llamó a una nueva huelga general para el próximo miércoles, 6 de junio, en todo el territorio jordano después de que fracasaran las negociaciones de los sindicatos con el Gobierno para que retirara el borrador de ley, aprobado la semana pasada por el Ejecutivo.

La nueva ley se enmarca en el plan de reformas económicas emprendidas en 2016 bajo la supervisión del FMI y cuyo objetivo último es reducir el déficit estatal, estimado en 543 millones de dinares (767 millones de dólares) en 2018.

La última reforma pretende mejorar la administración tributaria y aumentar el número de contribuyentes en un 6%, ya que actualmente solo el 4% de los jordanos paga el impuesto sobre la renta, según los cálculos del Gobierno.

Además, si finalmente es aprobada, la nueva norma castigará la evasión de impuestos con multas y penas de hasta tres años de cárcel.

Esta no es la primera vez que las autoridades hacen frente a protestas y al descontento social debido a las duras reformas formuladas por el FMI, que también han obligado al Gobierno a retirar los subsidios a cientos de productos básicos y alimentos, lo cual provocó el aumento del precio del pan entre el 67% y el 100%.

También fue introducido un impuesto indirecto del 16% a los bienes de consumo en Jordania.