Las figuras en la sombra que posibilitaron la histórica cumbre Trump-Kim

11/06/2018

El presidente de EEUU, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, son los grandes protagonistas de la histórica cumbre que se celebra este martes, en Singapur, aunque otras figuras más alejadas de los focos han jugado un papel clave para la esperada cita.

Cuatro altos cargos políticos y diplomáticos de Washington y Pyongyang tomaron las riendas en la última y decisiva fase de las negociaciones entre ambos bandos y lograron reconducir una cumbre que parecía abocada al fracaso cuando Trump anunció por sorpresa su cancelación a finales de mayo.

Entre los protagonistas en la sombra destacan Kim Yong-chol, mano derecha del dictador norcoreano y quien realizó una reciente visita a Trump en Washington que resultó determinante para reconducir las conversaciones, y Mike Pompeo, cuyo nombramiento como secretario de Estado de Estados Unidos coincidió con la aceleración del diálogo bilateral.

Pese a su perfil más bajo, no menos importante ha sido el rol desempeñado por el diplomático estadounidense Sung Kim y la vicecanciller norcoreana Choe Son-hui, ambos partícipes en las anteriores negociaciones bilaterales fallidas para la desnuclearización del régimen.

La relevancia de estas cuatro figuras se refleja en su presencia en Singapur, adonde acompañan a Trump y Kim para participar en la última reunión preparatoria para la cumbre, y, posiblemente, para asesorar a ambos mandatarios durante la cuenta atrás para el histórico cara a cara.

- Kim Yong-chol

Este militar considerado el "número dos" de Corea del Norte ganó relevancia internacional tras una visita a Nueva York y Washington el pasado 30 de mayo, la primera de tan alto rango por parte del régimen norcoreano a EEUU en casi 20 años.

Nacido ente 1946 y 1947 en el seno de una familia ajena a la elite norcoreana, ha logrado convertirse en pieza esencial en la maquinaria diplomática de Pyongyang y figurar -junto a la hermana del propio líder- como uno de los principales asesores del mariscal norcoreano.

Prueba de ello es que ha acompañado a Kim Jong-un en sus cuatro recientes cumbres con líderes vecinos (dos con el presidente chino y dos con el surcoreano), tras el giro diplomático del país a principios de 2018.

El secretario de Estado, conocido por su gran sintonía con Trump, tuvo su primera gran misión en el cargo antes incluso de llegar al mismo, cuando se reunió a finales de marzo en secreto con el líder norcoreano para preparar la cumbre entre Trump y Kim.

De 54 años, se dio a conocer en Estados Unidos como azote de Hillary Clinton cuando la demócrata era la jefa de la diplomacia y él un congresista de Kansas y férreo miembro del comité de investigación sobre el atentado en el consulado estadounidense de Bengasi (Libia) de 2012.

-Sung Kim

El actual embajador de Estados Unidos en Filipinas ha encabezado las sucesivas rondas de conversaciones en la frontera intercoreana con el fin de ultimar los preparativos de la cumbre.

Considerado el diplomático estadounidense con mayor conocimiento sobre el régimen norcoreano, Kim ya estuvo en Corea del Norte en 2008 para recopilar documentación sobre las operaciones del reactor nuclear de Yongbyon como parte de las negociaciones a seis bandas para tratar de lograr la desnuclearización de Pyongyang.

Kim, nacido en Seúl y coreanoparlante, acabó siendo nombrado el máximo representante estadounidense para estas fracasadas negociaciones antes de ocupar la Embajada en Seúl de 2011 a 2014.

-Choe Son-hui

Choe es un peso pesado en la maquinaria diplomática armada por Pyongyang, un papel que se confirmó al ser ascendida en febrero de directora del departamento para Norteamérica en Exteriores a viceministra ante la esperada ronda de contactos con Washington.

La hoy vicecanciller fue intérprete en las negociaciones nucleares entre Corea del Norte y EEUU en los 90 y en las mencionadas conversaciones a seis bandas, donde coincidió con Sung Kim.

La reunión será la primera en la historia entre líderes de los dos países tras casi 70 años de confrontación iniciados con la Guerra de Corea (1950-1953) y de 25 años de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano.