La Policía identifica a sospechosos rusos del envenenamiento de los Skripal

19/07/2018

La Policía británica cree haber identificado a varios sospechosos de nacionalidad rusa como posibles autores del envenenamiento con el agente nervioso Novichok del exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia, un ataque del que el Reino Unido culpa al Kremlin. El Gobierno británico no da veracidad a «especulaciones».

El secretario de Estado de Seguridad, Ben Wallace, rebatió esta información en Twitter, donde aseguró que se trata de una historia perteneciente a la "carpeta de especulaciones desinformadas y salvajes".

La Policía habría identificado a los supuestos responsables del citado ataque, ocurrido en Salisbury el pasado 4 de marzo, a través de la comparación intensiva del material de las cámaras de circuito cerrado de televisión (CCTV) y de los registros aéreos del Reino Unido.

Si bien Scotland Yard no ha confirmado la información, una fuente anónima recogida por la agencia Press Association (PA) señaló que "ellos (los investigadores) están seguros de que ellos (los sospechosos) son rusos".

Por otro lado, la CNN precisó que las autoridades descubrieron a "dos" personas a través de tecnologías de reconocimiento facial, de las que no sabe si son o han sido espías.

Los datos se compararon con el registro del vuelo en el que se piensa que los supuestos atacantes abandonaron el país y en el que viajaron con un nombre falso y, según la misma fuente, se desconoce si la pareja es rusa.

Un vuelo comercial de la aerolínea rusa Aeroflot fue registrado en el aeropuerto de Heathrow, en Londres, el pasado 30 de marzo, si bien el Gobierno británico describió la acción como rutinaria.

El avance de las indagaciones, llevadas a cabo por la unidad antiterrorista de Scotland Yard, se produciría tras las pistas surgidas a partir de la intoxicación accidental de dos ciudadanos británicos el pasado 30 de junio.

Dawn Sturgess, de 44 años, y su pareja, Charlie Rowley, de 45, fueron ingresados tras entrar en contacto con restos del agente nervioso a través, parece ser, de un frasco de perfume en la localidad inglesa de Amesbury (a apenas 15 kilómetros de Salisbury).

La mujer falleció el 8 de julio, pasada una semana de su exposición al Novichok, que habría sido mucho mayor que la de los Skripal, mientras que su compañero se encuentra en estado grave, aunque consciente.

La británica es la primera víctima mortal como consecuencia de un ataque con este agente nervioso, y es que, a pesar de los peores pronósticos de los médicos, Yulia Skripal fue dada de alta el 10 de abril y Serguéi el 18 de mayo.

Tras el último caso, la Policía habría realizado una masiva exploración de todos los vuelos de entrada y salida de las islas británicas y de verificación del material CCTV.

Los investigadores rastrearon todos los movimientos desde y hasta Salisbury, donde los Skripal fueron envenenados, y, con respecto a las pesquisas, todavía falta hallar una respuesta a cómo el agente nervioso fue introducido en el país.

Una portavoz adjunta a la primera ministra británica, Theresa May, fue inquirida sobre si los nombres de los sospechosos habían llegado a las autoridades rusas, a lo que respondió que se trata de "una investigación compleja en marcha" y que no podía "comentar sobre la especulación alrededor de ella".

En marzo, al desvelar la procedencia rusa del agente nervioso -de fabricación en la Unión Soviética entre los 70 y 80-, el Gobierno británico responsabilizó al Kremlin del ataque y expulsó a 23 diplomáticos del país en represalia.

Por su parte, Rusia hizo lo mismo con otros tantos diplomáticos británicos, mientras que 22 Estados aliados del Reino Unido se sumaron a ello con la expulsión varios representantes rusos.

La revelación de los sospechosos coincide con el inicio de la investigación forense sobre la muerte de Sturgess.

Este jueves, el juez de instrucción principal para Wiltshire y Swindon, David Ridley, relató los hechos de su intoxicación en una audiencia de unos 15 minutos e informó de que "la causa de la muerte" no será revelada hasta que se completen más pruebas.