Nuevo ataque tóxico en Inglaterra

05/07/2018

La primera ministra británica, Theresa May, calificó de "profundamente preocupante" el nuevo ataque con el agente nervioso de procedencia rusa Novichok en territorio británico, que se dio a conocer ayer, y por el que dos personas están gravemente enfermas.En una declaración en Berlín junto a la canciller alemana, Angela Merkel, con quien tiene previsto reunirse esta tarde para abordar la salida del Reino Unido de la UE, May prometió que la policía británica "no ahorrará esfuerzos" para esclarecer lo sucedido.

De acuerdo con la policía británica, el nuevo caso de envenenamiento con un agente nervioso de procedencia rusa, se produjo el 30 de junio en el condado británico de Wiltshire, sur de Inglaterra, cerca de Salisbury, donde se registró el ataque contra el ex doble agente Serguéi Skripal y su hija Yulia hace ahora tres meses.