Internacional

La oposición venezolana convoca un paro general

17/07/2017

La oposición venezolana convocó a un paro general de 24 horas para este jueves 20 de julio, en una nueva acción de protesta contra el Gobierno tras la consulta popular que se desarrolló este domingo contra la Asamblea Constituyente que impulsa el presidente, Nicolás Maduro.

El anuncio fue realizado por el diputado opositor y vicepresidente del Parlamento Freddy Guevara, que habló como portavoz de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática y adelantó también que el miércoles se harán públicos los primeros pasos para «conformar un gobierno de unidad nacional».

«Convocamos a todo el país a que este jueves asumamos en protesta pacífica y sin violencia un paro cívico nacional activo de 24 horas como mecanismo de presión y preparación para la escalada definitiva que será la próxima semana, enfrentar el fraude constituyente y lograr la restitución del orden constitucional», dijo el diputado.

La oposición busca redoblar la presión contra el Gobierno al considerar que los el resultado de la consulta popular convocada ayer, con más de 6 millones de votos contra la Asamblea Constituyente, «revoca» a Nicolás Maduro como jefe del Estado venezolano.

Parte de esta estrategia es el nombramiento en el Parlamento (de mayoría opositora) de «los nuevos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia», una medida que empezará a tramitarse el martes, según informó la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que no reconoce la legitimidad de los jueces en ejercicio que pertenecen a una corte acusada de someterse a Maduro.

Con el respaldo institucional del Parlamento, que aprobó formalmente la convocatoria de la consulta del domingo y mañana recibirá el acta final de los resultados, la oposición prepara nuevas acciones de desobediencia al Gobierno.

El objetivo de la MUD, que cuenta en estas declaraciones de rebeldía con el respaldo de numerosos actores de la sociedad civil, es «enfrentar el fraude constituyente y lograr la restitución» de un «orden constitucional» que a su juicio ha sido repetidamente violentado por el chavismo gobernante.

Movimiento ciudadano

Para llevar a cabo esta campaña, Guevara convocó a los ciudadanos a presentarse el miércoles a los puntos de votación donde sufragaron el domingo para conformar 2.020 «comités de la Hora Cero», que deben servir como «núcleos de organización popular» para intentar parar la Constituyente y «restablecer el orden constitucional».

La oposición venezolana tiene como prioridad detener la Asamblea Nacional Constituyente, que debe elegirse el 30 de julio y es vista por los detractores de Maduro como una forma de «consolidar una dictadura» en Venezuela a través de la redacción de una nueva Carta Magna.

Rechazo masivo

Más de 6,3 millones de personas rechazaron este proceso en la consulta opositora, en la que el mismo número de venezolanos votó a favor de que los militares protejan la Constitución vigente, acaten las decisiones del Parlamento y favoreció la convocatoria a nuevas elecciones y la formación de un gobierno de unidad nacional.