Reuters

Zarpa de Odesa el primer barco con cereal ucraniano desde que comenzó la invasión rusa

Kiev y Moscú celebran la puesta en marcha de los acuerdos sellados el pasado 22 de julio, los cuales permitirán la salida de otros 16 buques que quedaron inmovilizados por culpa de la invasión

RAFAEL M. MAÑUECO Moscú

A las 9:15 de la mañana de este lunes, zarpó del puerto de Odesa el primer carguero con cereales ucranianos desde el comienzo de la guerra en febrero. Así lo aseguró el ministro ucraniano de Infraestructuras, Oleksandr Kubrákov, firmante por parte de Kiev del acuerdo para la exportación de grano concluido en Estambul el pasado 22 de julio.

El barco que transporta el vital alimento es el 'Razoni', con bandera de Sierra Leona. Su destino, el puerto de Trípoli, en el norte del Líbano. Lleva a bordo 26.000 toneladas de maíz ucraniano. Según Kubrákov, en Odesa hay otro 16 buques que llevan inmovilizados desde que Rusia comenzó la invasión de Ucrania, de los que 10 están ya listos para zarpar en breve con cereales.

Ucrania es uno de los mayores exportadores de cereales y alimentos. Representa el 42% del aceite de girasol, el 16% del maíz y el 9% del trigo que se vende en el mercado mundial. Kubrákov ha señalado a través de su cuenta de Facebook que «Ucrania es el cuarto mayor exportador de grano del mundo, por lo que la posibilidad de enviarlo a través de nuestros puertos es un éxito colosal para garantizar la seguridad alimentaria mundial».

«Hoy, Ucrania y sus socios están dando un paso adelante más para evitar el hambre a nivel mundial. Desbloquear los puertos generará al menos mil millones de dólares (unos 980 millones de euros) en ganancias para la economía y una oportunidad para que el sector agrícola planifique los cultivos del próximo año», enfatizó. El ministro ucraniano se mostró agradecido con Turquía y la ONU afirmando que «pese a las dificultades, no dejaron de trabajar en los preparativos para las exportaciones». «Con la ayuda de nuestros socios, tenemos la intención de alcanzar pronto la capacidad total de exportación de productos agrícolas», añadió Kubrákov.

Los barcos deberán atravesar el sector oeste del mar Negro, cruzar el Bósforo y llegar hasta Estambul, en donde ha sido instalado el centro de coordinación y distribución tripartito (Ucrania, Turquía y Rusia), que deberá velar por el cumplimiento del acuerdo y atender las incidencias que puedan producirse. Este ente tendrá también la responsabilidad de comprobar que los barcos de regreso a Ucrania para recoger más grano no lleven armas. La inspección la efectuarán fuerzas turcas en presencia de representantes rusos, ya que Kiev rechazó que la supervisión sea llevada a cabo solamente por Moscú.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, calificó este lunes de «muy positiva» la salida del primer barco con grano ucraniano. «Es una noticia muy positiva porque va a ser una buena oportunidad para comprobar la eficacia» de lo pactado en Estambul. Según sus palabras, «esperamos que los acuerdos sean aplicados por todas las partes y que los mecanismos funcionen eficazmente».

La OTAN también se felicitó por la noticia. «Doy las gracias a Turquía, nuestro aliado, por su papel crucial. Los aliados de la OTAN apoyan firmemente la aplicación total del acuerdo para aliviar la crisis alimentaria global causada por la guerra de Rusia en Ucrania», manifestó el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, a través de un mensaje en su cuenta en la red social Twitter. Por su parte, la Unión Europea celebró la salida del 'Razoni' y pidió a Rusia que respete «todo el acuerdo». «Se trata de un primer paso muy importante y bienvenido, y esperamos la plena aplicación del acuerdo y la reanudación de las exportaciones ucranianas a los clientes de todo el mundo afectados por la crisis alimentaria» causada por el bloqueo ruso de los puertos ucranianos, dijo Peter Stano, portavoz del jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

Además de Odesa, se utilizarán los puertos ucranianos de Chermomorsk y Pivdenni. El viernes, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en compañía de representantes del G7, la ONU y Turquía, supervisó personalmente los preparativos y el proceso de carga de los barcos en Odesa y Chernomorsk, informó entonces el Ministerio de Infraestructuras de Kiev.

Los pactos rubricados

El pasado 22 de julio se firmaron en Estambul dos acuerdos por separado con Turquía y Naciones Unidas para la exportación de grano, Ucrania por un lado y Rusia por otro. Kiev se comprometió a guiar las embarcaciones de forma segura y evitar los campos de minas mientras que Rusia aceptó no atacar los cargueros ni las infraestructuras portuarias ucranianas. Sin embargo, justo al día siguiente, disparó varios misiles contra el puerto de Odesa aduciendo que los objetivos alcanzados eran de carácter militar. «El ataque al puerto de Odessa ha sido un escupitajo del jefe del Kremlin, Vladímir Putin, en las caras del secretario general de la ONU, António Guterres, y del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, afirmó al día siguiente el portavoz de Exteriores ucraniano, Oleg Nikolenko.

Se da además la circunstancia de que acaba de morir, en compañía de su cónyuge, en un bombardeo en Mykolaiv el principal empresario de cereales del país, Oleksiy Vadaturski. Así lo denunció el domingo el gobernador de la región, Vitali Kim. «Héroe de Ucrania, el director general de la compañía Nibulon Oleksiy Vadaturski y su esposa, Raísa Mijaílovna Vadaturska, perecieron trágicamente en la noche del sábado como resultado del bombardeo de la ciudad», manifestó Kim.

En junio de 2020, Forbes Ucrania situó a Vadaturski en el puesto 15 de la lista de los ucranianos más ricos, con una fortuna estimada en unos 450 millones de dólares. El empresario y su mujer fueron las únicas víctimas mortales en los ataques del fin de semana contra Mykolaiv, los más intensos desde el comienzo de la invasión rusa, según el alcalde de la ciudad, Oleksandr Sienkévich, quien no considera casual la muerte de la pareja Vadaturski ni descarta que pudieran haber sido el objetivo intencionado de las bombas rusas.