Imagen del glaciar de la Marmolada. / Reuters

«Pocas esperanzas» de encontrar con vida a los 19 desaparecidos tras desprenderse un glaciar en los Alpes italianos

La avalancha de hielo, nieve y rocas alcanzó a una cordada de escaladores que ascendía una cima en las inmediaciones de la Marmolada con un balance provisional de seis muertos

DARÍO MENOR Corresponsal. Roma

Sube el número de desaparecidos debido al desprendimiento este domingo de parte de un glaciar en la montaña de la Marmolada, en los Alpes Orientales, al noreste de Italia. Según los equipos de socorro, serían 19 los excursionistas de los que se ha perdido la pista en esta tragedia que deja seis muertos y ocho heridos. Ya se ha identificado a varias de las víctimas mortales: son tres italianos y un checoslovaco, mientras que todavía se desconoce la identidad de un hombre y una mujer que también fallecieron por la avalancha. Entre los ocho heridos, dos de los cuales se encuentran graves, hay una pareja de alemanes, mientras que los medios locales informaron que entre los desaparecidos hay ciudadanos con nacionalidad italiana, alemana, checa y rumana.

Hoy se espera que el primer ministro italiano, Mario Draghi, llegue a la localidad de Canazei, en la provincia de Trento, donde se encuentra la sala desde la que se están coordinando las labores de rescate y donde se reunirá con las autoridades locales. El jefe del Estado, Sergio Mattarella, llamó en la mañana de este lunes al presidente del Trentino, Maurizio Fugatti, para mostrar su preocupación por lo sucedido y presentarle sus condolencias. El Papa Francisco, por su parte, publicó un mensaje en sus redes sociales en el que aseguró que rezaba por las víctimas de la avalancha en la Marmolada y por sus familias. «Las tragedias que estamos viviendo con el cambio climático nos deben impulsar a buscar urgentemente nuevos caminos respetuosos para las personas y la naturaleza», dijo el Pontífice.

A Canazei ya están llegando algunos grupos de familiares de los desaparecidos para tratar de identificar los cuerpos hallados, lo que no está resultando nada fácil porque acabaron desmembrados debido a la violencia del impacto con el alud. Se calcula que la avalancha de hielo, nieve y piedras bajó por la montaña a unos 300 kilómetros por hora, arrollando al menos a cuatro grupos de excursionistas.

Galería.

Las operaciones de socorro no se detienen y en ellas participa personal del Socorro Alpino, Protección Civil y bomberos, que entre otros medios están utilizando helicópteros y drones especializados para descubrir incluso sin luz las fuentes de calor que señalan la presencia de una persona. No obstante, hay «pocas esperanzas, por no decir nulas» de encontrar a más supervivientes, según reconoció el presidente del Socorro Alpino en el Alto Adige, Giorgio Gajer. «La avalancha les habrá triturados, es difícil pensar que podamos encontrarlos con vida», reconoció a la agencia Agi.

La avalancha estuvo provocada por las altas temperaturas de estas últimas semanas tras un invierno en el que ha nevado muy poco, por lo que al glaciar le faltaba la protección que le ofrece la nieve. En el pico de la Marmolada se alcanzó el pasado sábado un récord de 10 grados centígrados, lo que habría facilitado el desprendimiento de un gran bloque de hielo, dando lugar a un alud. La meteorología resulta determinante para el desarrollo de las operaciones de rescate. Si continúan las altas temperaturas es probable que se produzcan nuevas roturas en el glaciar, lo que puede suponer una amenaza para los socorristas.

La Fiscalía de Trento ha abierto una investigación para aclarar si el desastre se debió a causas naturales o pudo haberse producido alguna negligencia humana. El fiscal Sandro Raimondi, de momento, advirtió que el número final de fallecidos parece destinado a dispararse. «Temo que las víctimas aumenten al menos al doble o al triple, visto el alto número de desaparecidos y al hecho de que había aparcados 16 automóviles. La primera cosa que hay que hacer en este momento es la identificación de las víctimas, lo que no resultará fácil y harán falta exámenes de ADN», dijo Raimondi.

Temas

Alpes