Palestinos dan la bienvenida a Mahmud Abbas a su llegada este jueves a Ramallah. / AFP

Scholz critica ante Israel el comentario de Abbas sobre el Holocausto

El canciller alemán llama al jefe de Gobierno del Estado judío para afear el intento del presidente palestino de «minimizar o negar» el genocidio

IVIA UGALDE

Un día después de haber condenado públicamente el paralelismo que hizo el martes en Berlín el presidente palestino, Mahmud Abbas, al comparar la política israelí en Gaza y Cisjordania con el Holocausto, el canciller Olaf Scholz hizo un nuevo intento por desmarcarse de la polémica. En medio de las críticas por tardar en responder al controvertido comentario, el jefe del Gobierno germano llamó este jueves por teléfono a su homólogo en el Estado judío, Yair Lapid, para dejar claro que cualquier intento de «minimizar o negar» el genocidio nazi es «inaceptable».

La oficina del primer ministro israelí dijo en un comunicado que al comienzo de la conversación Scholz enfatizó que rechazó y condenó los comentarios y dijo que era importante aclarar esto personalmente a Lapid, así como públicamente. «El primer ministro Lapid le agradeció, tanto como primer ministro de Israel como hijo de sobrevivientes del Holocausto», señaló el Gobierno en su nota. Por su parte, la Cancillería alemana

La oficina del primer ministro israelí dijo en un comunicado que al comienzo de la conversación Scholz enfatizó que rechazó y condenó los comentarios y dijo que era importante aclarar esto personalmente a Lapid, así como públicamente. «El primer ministro Lapid le agradeció, tanto como primer ministro de Israel como hijo de sobrevivientes del Holocausto», señaló el Gobierno en su nota. Por su parte, la Cancillería alemana dijo que ambos mandatarios acordaron reunirse pronto en Berlín y acordaron continuar la cooperación entre sus dos países en varios campos.

La reacción de Scholz, en cualquier caso, llega tarde ante los ojos de la opinión pública germana. No en vano, han sido muchas las voces y los medios de comunicación del país los que le han criticado por no haber reaccionado en cuanto se produjo la controvertida intervención de Abbas en la rueda de prensa que celebraron conjuntamente en la capital. Al respecto, un portavoz del Ejecutivo germano ha asumido la culpa por terminar la conferencia antes de que el canciller pudiera responder.

Toma de rehenes

En la comparecencia del martes Abbas fue preguntado sobre si se disculparía por los palestinos que llevaron a cabo una toma de rehenes durante los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972, que se saldó con la muerte 11 atletas y entrenadores israelíes. «De 1947 hasta hoy, Israel ha cometido 50 masacres en 50 ciudades palestinas (...) 50 masacres, 50 holocaustos, y aún hoy hay cada día muertos causados por el ejército israelí», respondió en árabe.

Al hilo del torrente de críticas, Abbas ha decidido «clarificar» su posición en un comunicado en el que calificó el Holocausto de la Alemania nazi, en el que murieron 6 millones de judíos, como «el crimen más atroz de la historia humana moderna». «El presidente no negó las matanzas que sufrieron los judíos bajo la Alemania nazi, sino que dijo al mundo que no perdiera de vista las matanzas infligidas al pueblo palestino», agregó, por su parte, el primer ministro palestino, Mohamed Shtayyeh.