Imagen publicada por el Ministerio de Defensa ruso que muestra la fuerza del misil 'Yars' durante los ejercicios militares en el cosmódromo de Plesetsk. / REUTERS

Rusia realiza ejercicios con disparos «masivos» de misiles nucleares bajo la supervisión de Putin

El Ministerio de Defensa afirma tener información sobre los planes de Kiev para hacer uso de una bomba sucia y culpar de ello a Moscú

RAFAEL M. MAÑUECO Moscú

El presidente ruso, Vladímir Putin, dio hoy desde Moscú la orden de inicio de unos ejercicios con misiles nucleares simulando un «ataque masivo» por parte del Ejército ruso contra objetivos situados en un polígono militar de la península de Kamchatka, en el extremo oriental de Rusia, como respuesta a una hipotética incursión enemiga con armas atómicas.

«Bajo la dirección de Vladímir Putin, se está realizando un entrenamiento durante el cual se realizará la tarea de lanzar un ataque nuclear masivo por parte de las fuerzas ofensivas estratégicas rusas en respuesta a un ataque nuclear enemigo», le informó al máximo dirigente ruso el ministro de Defensa, Serguéi Shoigu. «Buenas tardes, comiencen», contestó Putin. El vídeo del evento fue mostrado por el canal de televisión Rossiya 24.

Según el Kremlin, en el curso de las maniobras «para el adiestramiento de las fuerzas de disuasión estratégica terrestres, marítimas y aéreas se llevaron a cabo en la práctica disparos de misiles balísticos y de crucero» con capacidad de portar cabezas atómicas, y todos ellos «alcanzaron con éxito sus objetivos» en el polígono de Kura (Kamchatka).

Por su parte, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas, el general Valeri Guerásimov, explicó que en los ejercicios estuvieron involucrados «sistemas de misiles 'Yars', el submarino 'Tula' de la Flota del Mar del Norte y dos bombarderos portamisiles 'Tu-95MS'». De acuerdo con su informe, «un misil balístico intercontinental 'Yars' fue lanzado desde el cosmódromo de Plesetsk y otro cohete 'Sineva' desde el submarino en aguas del mar de Bárents. El avión de largo alcance 'Tu-95MS' disparó misiles de crucero».

India y China

Esta mañana, Shoigu mantuvo conversaciones telefónicas con los ministros de Defensa de India y China, durante las que, según la nota de prensa, «las partes discutieron la situación en Ucrania». El ministro ruso les transmitió «su preocupación por posibles provocaciones de Ucrania empleando una bomba sucia», acusaciones que Moscú no para de repetir desde el domingo y que han sido elevadas incluso a la ONU.

El jefe de las tropas de protección radiológica, química y biológica de las Fuerzas Armadas rusas, el general Ígor Kiríllov, sostiene que el Ministerio de Defensa tiene información sobre los planes de Kiev para hacer uso de una bomba sucia y culpar de ello a Rusia. Estados Unidos, Francia, el Reino Unido y la OTAN han rechazado tal posibilidad y observan más bien que se trata de una táctica de Moscú para utilizarlo como pretexto para una nueva escalada del conflicto en Ucrania.