El presidente Macron se dirigió hace unos días a la nación francesa en un discurso televisado para valorar los resultados de las legislativas. / reuters

Macron encarga a su primera ministra que forme un nuevo Gobierno en julio

El presidente francés confía en su «capacidad colectiva» para alcanzar pactos con otras fuerzas políticas salvo con Le Pen y Mélenchon

BEATRIZ JUEZ París

El presidente francés, Emmanuel Macron, renovó este fin de semana su confianza con su primera ministra, Élisabeth Borne, y le pidió que lidere las consultas con la oposición para formar «un nuevo Gobierno de acción» a principios de julio. Así lo anunció el propio jefe de Estado galo en una entrevista con la agencia AFP.

La coalición gubernamental perdió la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional tras las pasadas elecciones legislativas celebradas hace una semana. Por eso Macron busca ahora la fórmula para poder gobernar, ya sea en coalición con otro partido o haciendo acuerdos puntuales para sacar adelante leyes o realizar reformas.

Borne realizará consultas con el resto de grupos parlamentarios para «explorar el grado de cooperación» y «confío en nuestra capacidad colectiva para lograrlo», afirmó el mandatario. «A final de la semana, le propondré una hoja de ruta y un Gobierno de acción preparado a hacer frente a los desafíos que nos esperan», anunció.

Los aliados para este «Gobierno de acción» van «desde los comunistas hasta Los Republicanos» (derecha moderada), dijo Macron. El presidente francés descarta en todo caso la participación de Reagrupación Nacional de Marine Le Pen y de La Francia Insumisa de Jean-Luc Mélenchon –sería el equivalente a Podemos en España- porque «no encajan como partidos de Gobierno».