La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, ha expresado su «satisfacción» por la decisión adoptada respecto a la refinería Isab-Lukoil. / Reuters

Italia decreta la intervención temporal de una refinería rusa

El Gobierno busca con la medida preservar el empleo y la continuidad de la producción en la planta Isab-Lukoil, ya que corría el riesgo de tener que parar por el embargo a la importación de crudo procedente de Moscú

T. NIEVA

Italia colocó a la refinería del gigante petrolero ruso Lukoil ubicada en la localidad siciliana de Priolo bajo supervisión provisional del Estado para evitar su cierre y garantizar el suministro de energía, informó este jueves una fuente gubernamental a la AFP.

La refinería Isab-Lukoil, una de las mayores de Europa, corría el riesgo de tener que paralizar su producción por la entrada en vigor el 5 de diciembre del embargo sobre la importación de crudo ruso por vía marítima, impuesto por la Unión Europea (UE) como sanción por la invasión de Ucrania.

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, ha expresado su «satisfacción» por la decisión adoptada respecto a la refinería ya que la intervención del Gobierno permitirá «garantizar la continuidad del trabajo». No en vano, en Isab-Lukoil y las compañías asociadas se desempeñan unos 10.000 empleados.

«La intervención de emergencia tiene como objetivo proteger tanto un polo energético nacional estratégico como los niveles de empleo tan importantes para Sicilia y todo el país», señaló la primera ministra Giorgia Meloni en un comunicado. Una fuente gubernamental precisó que esta «administración provisional» durará como máximo un año.

Por temor a las sanciones, los bancos europeos dejaron de financiar las operaciones de Isab-Lukoil y de proporcionarle las garantías necesarias para importar petróleo de otros países. La refinería tiene una capacidad de refinado anual de 10 millones de toneladas de crudo y suministra alrededor del 20% de las necesidades del país.