La presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen. / EFE

Bruselas propone expropiar los fondos congelados de Rusia para la reconstrucción de Ucrania

La Comisión Europea respalda la creación de un tribunal internacional para juzgar los crímenes de guerra

OLATZ HERNÁNDEZ

«Rusia pagará por la devastación que causa». La afirmación de Ursula von der Leyen no son palabras vacías. La Unión Europea (UE) quiere que el régimen de Putin pague legal y económicamente por la guerra en Ucrania. Este miércoles, Bruselas ha propuesto expropiar los bienes y activos congelados a oligarcas rusos por su apoyo a la invasión rusa y utilizar esos recursos para la reconstrucción del país. Además, la UE apoyará la creación de un tribunal internacional especial para juzgar los crímenes de guerra cometidos por Rusia.

Según ha detallado la presidenta del Ejecutivo comunitario, se estima que los daños económicos a Ucrania rondan los 600.000 millones de euros. Desde el inicio de la invasión, a través de las sanciones económicas, la UE ha congelado 300.000 millones de euros de las reservas del Banco Central ruso y ha incautado otros 19.000 millones de euros de individuos y empresas que han apoyado la ofensiva rusa. «Rusia y sus oligarcas tienen que compensar a Ucrania por los daños y cubrir los costes de la reconstrucción del país», ha asegurado Von der Leyen.

La UE quiere crear una estructura para «administrar» los fondos confiscados e invertirlos y destinar las ganancias a la reconstrucción de Ucrania. Para que los bienes de un individuo sean confiscados, éste «deberá haber cometido un crimen concreto», han destacado fuentes europeas. A largo plazo, cuando las sanciones se levanten, la devolución de los fondos «deberá estar ligado a un acuerdo de paz en el que Rusia pague una compensación por todos los daños causados». Para la creación de ese marco legal será «fundamental» la colaboración con los socios del G7. Además, la propuesta deberá ser discutida con los Estados miembro, que deberán dar su visto bueno a la iniciativa.

Los crímenes de guerra tampoco quedarán impunes. Las fosas comunes en Bucha, Irpin, Izium... «Al menos 20.000 civiles ucranianos han muerto desde el inicio de la invasión», ha apuntado Von der Leyen. Rusia «debe pagar» por ello y también por «el crimen de agresión contra un Estado soberano». La Comisión Europea, ha destacado, está preparada para trabajar con la comunidad internacional para crear esta corte especial.