Parlamento Europeo

La Eurocámara alerta del impacto de la pandemia sobre los niños

Destaca que la covid afecta al riesgo de pobreza, el derecho a la educación, la salud mental y el abuso de los pequeños

A. B.

Los Estados miembros deben invertir más en educación, sanidad, vivienda, apoyo familiar y atención a la infancia, garantizando que estos servicios lleguen a todos los niños. Así se recoge en la resolución aprobada por el Parlamento Europeo con 545 votos a favor, 24 en contra y 119 abstenciones que recalca que «kos niños son, ante todo, niños, con independencia de su origen étnico o social, género, nacionalidad, situación económica, aptitudes o condición de migrante o extranjero».

El texto destaca que la crisis de la covid-19 está afectando enormemente a los niños, exacerbando el riesgo de pobreza, limitando su acceso a la educación, amenazando su salud física y mental e incrementando el peligro de ser víctimas de violencia y abuso. Los eurodiputados urgen a la Comisión a que presente, tal y como ha anunciado, una propuesta legislativa para crear una Garantía Infantil Europea en la primera mitad de 2021.

Por ello, la Eurocámara insta a que los países de la UE tomen medidas para garantizar el derecho a la educación a todos los niños, evitar el abandono escolar temprano y asegurar la igualdad de género en el acceso a una educación de calidad e inclusiva desde la primera infancia, también para los niños romaníes, con discapacidad y migrantes. «La educación digital nunca debe sustituir permanentemente al aprendizaje presencial», recalcan los eurodiputados, que también piden incluir en el currículum escolar información adaptada sobre sexo y sexualidad.

Integración e inclusión

La situación de los niños migrantes tanto dentro como fuera de las fronteras de la UE debe mejorar, subraya la resolución. Para ello, los eurodiputados consideran que hay que dar prioridad a la reunificación familiar y a las adecuadas condiciones de recepción, eliminando obstáculos a los servicios básicos y a las medidas de integración. Los estados miembros deben también evitar la detención de los menores y garantizar que los no acompañados cuentan con representantes legales y tutores.

Los eurodiputados están especialmente preocupados por el abuso sexual contra los niños, que ha aumentado durante la pandemia, mientras que el acceso a los servicios sociales y las instituciones de protección se ha vuelto sumamente difícil. También critican que 23 Estados miembros no aplican todavía la directiva de 2011 sobre lucha contra los abusos sexuales y la explotación sexual de los menores y la pornografía infantil.

La resolución pide asimismo acabar, en la legislación y en la práctica, con todas las formas de trabajo infantil, y con todas las formas de violencia y discriminación contra los niños, incluido el matrimonio forzado, la trata, la tortura, los crímenes de honor, la mutilación genital femenina, el incesto, el abandono escolar forzoso y el uso de niños como soldados.

Alusión a España

En 2018, Save the Children situó la pobreza infantil española en un 26,8%. Sin embargo, la pandemia ha acentuado este índice y sus proyecciones prevén un aumento hasta el 33,3%, unos 2,8 millones de niños en riesgo. Por otra parte, la pobreza severa en este sector de la población supera el 15% de niños y adolescentes. La mayor tasa de abandono escolar de la UE se encuentra en España y supone un 17,3% frente al 10,2% de media en la UE, según el informe del último año redactado por el Monitor de la Educación y la Formación, y aumentó con especial incidencia en Cantabria, Cataluña y Navarra.

«La pandemia ha exacerbado las desigualdades que sufren muchos niños en toda Europa. Pedimos a la Comisión y los Estados miembros que dediquen el dinero necesario para protegerlos y que tomen medidas concretas para acabar con la pobreza, el abuso sexual y la explotación», señaló el ponente socialista Juan Fernando López Aguilar (S&D, España) durante el debate en el pleno el miércoles.