El presidente de Níger dice que la crisis repercute al mundo

    Cargando reproductor ...
23/02/2018

El presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, que este año está al frente del llamado grupo G5 del Sahel, advirtió este viernes ante una treintena de líderes de la Unión Europea y la región africana que la crisis repercute en el resto del mundo, por lo que contribuir a su prosperidad “beneficiará a todos”.

ETIQUETAS:

Issoufou relató que la situación de inseguridad, miseria y potencia terrorista y de criminalidad organizada en la región del Sahel, que es además lugar de tránsito de la inmigración a Europa, "no solo debe preocupar a los líderes locales, sino a toda la comunidad internacional".

"Los jóvenes se encuentran con dos opciones, morir de hambre o caer en las redes manipuladoras del terrorismo o el tráfico de inmigrantes", lamentó Issoufou, quien explicó que esos retos conjuntos en la región llevaron a crear en 2014 la fuerza conjunta del G5 Sahel, que forman Mali, Burkina Faso, Mauritania, Níger y Chad.

La Unión Europea (UE) ha organizado hoy previo al inicio del Consejo Europeo una conferencia de alto nivel con la participación de 30 jefes de Estado y Gobierno, que tiene por objeto recabar nuevas contribuciones financieras y materiales y dar apoyo político al G5 Sahel en sus retos de paz, seguridad y desarrollo sostenible.

"Esperamos conclusiones importantes de esta reunión. O luchamos por superar los retos de la región cuanto antes o quedará para siempre en manos de la violencia y la pobreza", añadió Issoufou, que pidió durante su intervención un minuto de silencio para los dos militares franceses fallecidos esta semana en Mali.

En el turno de intervenciones inaugurales y públicas, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, coincidió en destacar que la seguridad y el desarrollo en el Sahel afectan a la Unión Europea por ser la región vía de paso de la inmigración que llega a Europa y recordó que en los cinco países africanos la mayoría de la población tiene menos de 35 años.

Juncker destacó la importancia de que los jóvenes del Sahel puedan tener un futuro en sus países y recordó en ese sentido los compromisos de inversión europea en una región que representa, tal y como lo calificó el presidente de la comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, "uno de los mayores desafíos que África tiene por delante".