Donald Trump, durante un acto en Las Vegas (Nevada) / AFP

Trump sugiere que los incendios son culpa de la gestión forestal

El presidente recibe duras críticas por su negación del cambio climático y por desafiar la covid-19 con un mitin en Nevada

MIGUEL PÉREZ

Donald Trump llega hoy a California para abordar la situación creada por la oleada de «apocalípticos» incendios que asolan este Estado, Oregón y Washington. Y lo hace en medio de un debate incómodo para el presidente y reavivado por las llamas que han causado ya 31 fallecidos, devastado millón y medio de hectáreas –entre ellas varias ciudades– y obligado a evacuar a más de 500.000 personas que han perdido todos sus bienes: el cambio climático.

Mientras meteorólogos, expertos en este tipo de siniestros y los propios gobernadores de los territorios afectados consideran que la catástrofe de la costa Oeste es producto del efecto invernadero y el deterioro medioambiental del planeta, el presidente continuó relativizando este fenómeno en un mitin en Nevada el pasado sábado (madrugada de ayer en España). El acto congregó a unos pocos miles de seguidores y ha vuelto a gener una controversia por el desafío a las normas de prevención sobre el Covid-19.

Nevada es un Estado clave en las aspiraciones electorales de dos los candidatos, Donald Trump y Joe Biden, debido a las oscilaciones de su población votante entre los republicanos y demócratas. El presidente se presentó ante los simpatizantes, muchos de ellos sin mascarilla, en el hangar del aeropuerto de la pequeña localidad de Minden, a pesar de que en el Estado están prohibidos los eventos que congreguen a más de cincuenta personas. «El gobernador ha intentado por todos los medios evitar que tengamos este acto esta noche», espetó el líder republicano a la audiencia, en referencia al demócrata Steve Sisolak, que había hecho reiterados llamamientos a suspender el mitin por el riesgo de contagio.

La confrontación venía de semanas antes, en que el inquilino de la Casa Blanca ya tuvo que anular dos mítines en Reno y Las Vegas por la prohibición. Trump aprovechó a repetir sus consabidas sugerencias de que las elecciones del 3 de noviembre pueden verse «amañadas» por el voto postal; un mensaje que parece haber calado hasta más allá de lo razonable entre sus simpatizantes más acérrimos. De hecho, el que fuera su asesor, Roger Stone, condenado por corrupción de testigos y por mentir al Congreso, ha defendido que se declare la ley marcial en el caso de que Trump pierda los comicios e incluso se confisquen los votos en territorios como Nevada.

Los californianos, «insultados»

Al margen de esta diatriba, que parece haberse convertido en una retórica fundamental del discurso del líder republicano, el presidente provocó un profundo impacto en el país al considerar que la causa de la oleada de incendios forestales radica en la gestión de los bosques realizados por los gobernadores demócratas. «El tema es la gestión forestal», deslizó el mandatario a modo de sugerencias mientras recordaba como un logró haberse descolgado en 2019 del Acuerdo Climático de París, respaldado por 186 países y considerado el mayor pacto mundial contra el cambio climático. «Recuerden estas palabras: gestión forestal», repitió a su audiencia.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, rechazó estas declaraciones y aseguró que «quienes viven en California se sienten insultados por esa afirmación». «Es irritante tener a un presidente que niega que se trata de incendios climáticos», abundó Jay Inslee, el gobernador de Washington. Y el candidato demócrata, Joe Biden, emitió un comunicado donde señala que «el presidente Trump puede buscar negar la realidad, pero los hechos son innegables. Debemos actuar para evitar un futuro marcado por un diluvio interminable de tragedias, como la que sufren hoy las familias en el oeste».

Acribilla a tiros a dos policías en Los Angeles

Un individuo disparó este fin de semana contra los dos miembros de una patrulla policial en Los Angeles sin mediar confrontación ni conversación alguna mientras los agentes hacían guardia junto a una estación de metro de Los Angeles. Los investigadores no descartan que los patrulleros fueran objeto de una emboscada mientras sus compañeros continuaban ayer la búsqueda del tirador.

La agresión quedó registrada por una cámara de seguridad del ferrocarril metropolitano. En el vídeo se observa como el hombre se acerca por un lateral al coche patrulla y, sin previo aviso, descarga su arma contra los policías que estaban en su interior. Ambos se encuentran en estado crítico en el hospital.