Manifestación favorables al 'Obamacare' ante la sede del Supremo en Washington / AFP

El sistema de sanitario de Obama, respaldado otra vez por la Justicia

Nuevo revés del Supremo para Trump, que intentó por todos los medios suprimir una ley que garantiza asistencia médica a 31 millones de estadounidenses

CAROLINE CONEJERO Nueva York

El Tribunal Supremo ratificó este jueves por tercera vez las principales disposiciones de ley de salud pública de 2010 conocida como 'Obamacare', que ofrece cobertura médica a millones de estadounidenses que hasta entonces carecían de ningún tipo de prestación. El fallo –siete votos favorables y dos en contra– desestima el intento de la Administración Trump de eliminar el logro emblemático de la presidencia de Barack Obama, la reforma sanitaria más importante en generaciones.

Los defensores de la Ley de Cuidado de Salud Costeable (ACA), su denominación oficial, alabaron unánimemente la decisión. Desde las organizaciones de salud hasta políticos demócratas como la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, calificaron de «histórica» la sentencia, que asegura la continuidad de un sistema «fundamental» para salvar vidas en una pandemia «devastadora». Además, el propio presidente Biden, que ocupaba la vicepresidencia cuando se puso en marcha el 'Obamacare', se refirió a una «gran victoria» del pueblo estadounidense y alentó a la población a inscribirse en este seguro médico publico a través de internet.

La demanda presentada por Texas y otros estados gobernados por los republicanos trataba de impugnar esta ley de salud pública que en la actualidad ofrece cobertura médica a unos 31 millones de personas, el cupo más alto desde su implementación hace once años. Sin embargo, la sentencia del Supremo la rechaza porque los estados que la interpusieron no estaban obligados a pagar nada y, por tanto, carecen de legitimación para su impugnación.

Posturas inesperadas

La opinión mayoritaria del tribunal, redactada por Stephen Breyer, contó con el respaldo de dos de los tres jueces nombrados por Trump –Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett–. El tercer magistrado designado por la anterior administración, Neil Gorsuch, se unió a Samuel Alito para disentir. Existía el temor generalizado entre los demócratas de que Barrett, una crítica de la ley que cubrió la vacante de Ruth Bader Ginsburg el año pasado, apoyaría el bloqueo de la ACA, por lo que sorprendió su alineamiento final favorable.

La anulación del 'Obamacare' se convirtió en uno de los puntos más destacados de la agenda republicana tras la promesa electoral de Trump. Pero no pudo lograrlo durante su presidencia a través del Congreso, por lo que lo intentó en los tribunales, que con la de ayer suman tres rechazos a las demandas republicanas.

La tesis conservadora sostenía que esta ley crea un efecto negativo en el mercado y empuja a una subida de los precios de los seguros médicos privados. Sin embargo, las últimas estadísticas contradicen esta teoría. No sólo no se han incrementado, sino que incluso han bajado en los últimos tres años, según los datos difundidos en mayo por el Urban Institute.