La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi. / afp

Pelosi anuncia su gira por Asia sin mencionar a Taiwán

China realizó el sábado un ejercicio militar con «munición real» en el estrecho de la isla como medida de presión para evitar la visita estadounidense

E. P.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha publicado este domingo el itinerario de la gira por Asia que acaba de comenzar sin mencionar a Taiwán entre las escalas de la misma, en medio de la tensión ante las amenazas de China sobre una posible visita de la alta responsable estadounidense a un territorio sobre el que Pekín reclama históricamente su soberanía y denuncia cada acercamiento de Estados Unidos como una injerencia.

Pelosi menciona que la gira la llevará por «Singapur, Malasia, Corea del Sur y Japón», donde tanto ella como la delegación que la acompaña «llevará a cabo reuniones de alto nivel para discutir cómo podemos promover intereses y valores compartidos, incluidos la paz y la seguridad, el crecimiento económico y el comercio, la pandemia del covid, la crisis del clima, los Derechos Humanos y la gobernabilidad democrática».

A tal punto ha llegado la tensión con China que su Ejército comenzó este pasado sábado un simulacro militar con fuego real en la provincia de Fujian, justo en la costa del estrecho de Taiwán, muy cerca del territorio.

Precedentes

Las relaciones entre Pekín y Taipei quedaron suspendidas en 1949, después de que las fuerzas del partido nacionalista chino Kuomintang, encabezado por Chiang Kai Shek, sufrieran una derrota en la guerra civil contra el Partido Comunista de China y se trasladaran a la isla de Taiwán.

Los vínculos entre Taiwán y la China continental solo se restablecieron a nivel empresarial e informal a finales de la década de 1980. China considera a Taiwán como su provincia rebelde, pese a que la isla ha declarado su independencia y cuenta con el apoyo de Estados Unidos y la Unión Europea.

En este contexto, la posible visita de Pelosi tiene un alcance histórico porque sería la primera presidenta de la cámara baja del Congreso de EE UU que visita Taiwán desde el republicano Newt Gingrich en 1997, en un anuncio al que China avisó en público que respondería de manera «contundente y enérgica».

Pelosi viaja acompañada, entre otros, por el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara, Gregory Meeks, o el presidente del Comité de Asuntos de los Veteranos de la Cámara de Representantes, Mark Takano.