Vehículos policiales en el área donde un hombre tomó rehenes en una sinagoga. / FOTO: reuters | VÍDEO: AT

Liberan a un grupo de rehenes secuestrados en una sinagoga de Texas

El sospechoso estaría reclamando la liberación de Aafia Siddiqui, una neurocientífica condenada a 86 años por supuestos vínculos con Al Qaeda

EP

Los rehenes que ha tomado un hombre en la sinagoga Congregación Beth Israel de Dallas, en el estado norteamericano de Texas, ya han sido liberados.

«Están fuera y a salvo», ha anunciado Greg Abbott, el gobernador de Texas a través de su perfil de Twitter.

La cadena estadounidense CNN informó de que «se escuchó un fuerte estallido, seguido de una breve ráfaga de disparos desde la dirección de la sinagoga».

«Aunque todos los rehenes están ahora a salvo, la sinagoga Congregation Beth Israel sigue siendo una escena del crimen activa, con técnicos en bombas despejando el lugar», ha explicado Michael Miller, jefe de la policía de Colleyville, en una rueda de prensa, según recoge CNN.

Motivo del secuestro

Las fuerzas de seguridad han asegurado a la cadena estadounidense CNN que los investigadores estiman que el individuo que ha secuestrado a varias personas en una sinagoga de Colleyville, puede haber sido motivado por el deseo de liberar a Aafia Siddiqui, una neurocientífica paquistaní sospechosa de tener vínculos con Al Qaeda, que está cumpliendo una condena de 86 años en una prisión federal en Texas después de ser condenada por tratar de matar a militares estadounidenses.

La condena de Aafia Siddiqui ha sido objeto de protestas periódicas en Estados Unidos y en el extranjero. La Fundación Aafia, un grupo que lleva su nombre, ha organizado manifestaciones y ha afirmado que fue agredida en prisión el año pasado.

Reacciones

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha publicado este sábado por la noche en su perfil de Twitter que el presidente Joe Biden ha sido informado y está recibiendo actualizaciones de lo ocurrido.

El primer ministro de Israel, Naftali Bennett, también ha reaccionado en la red social y ha dicho que estaba siguiendo de cerca la situación: «rezamos por la seguridad de los rehenes y los rescatadores».

La ONG Consejo de Relaciones Americano-Islámicas (CAIR), la organización por los derechos de los musulmanes más importante de Estados Unidos, ha condenado este sábado el secuestro.

«Este último ataque antisemita en un lugar de culto es un acto de maldad inaceptable», ha expresado Edward Ahmed Mitchell, subdirector nacional de CAIR, en un comunicado.

«Nos solidarizamos con la comunidad judía y rezamos para que las autoridades policiales sean capaces de liberar rápidamente y de forma segura a los rehenes. Ninguna causa puede justificar o excusar este crimen», ha agregado.

Protección de lugares judíos

El Departamento de Policía de Los Ángeles ha dicho a través de su cuenta de Twitter que está aumentando las patrullas policiales alrededor de las sinagogas en Los Ángeles después de la situación de rehenes en una sinagoga en el barrio Colleyville en Texas.

«Estamos trabajando con nuestros socios federales, aumentando las patrullas alrededor de las sinagogas en Los Ángeles como medida de precaución, y llevando a cabo la divulgación de la comunidad para garantizar la seguridad de los angelinos», ha indicado la Policía en la red social.

Por su parte, la Policía de Nueva York también ha desplegado recursos este sábado en «lugares judíos clave» tras la situación de los rehenes en Texas, ha afirmado Eric Adams, el alcalde de Nueva York, en su perfil de Twitter.

La Policía de Dallas ha informado a las 11.30 horas del sábado del desarrollo de «operaciones SWAT» (Armas y Tácticas Especiales) en el número 6100 de la calle Pleasant Run. En ese lugar se encuentra la sinagoga Congregación Beth Israel.

Todos los vecinos de la zona han sido evacuados y la Policía ha pedido a la población evitar la zona.

No se han registrado heridos, según ha confirmado Katie Chaumont, portavoz del FBI en Dallas.

La transmisión en directo de la ceremonia del Sabbat ha sido retirada de la página de la sinagoga en Facebook poco antes de las 14.00 horas. En las imágenes previas se podía ver a un hombre hablando con tono enfadado en algunos momentos.