El presidente estadounidense, Joe Biden, durante una conferencia en la Casa Blanca sobre la inseguridad alimentaria. / AFP

«Jackie, ¿estás aquí?»: nuevo lapsus de Biden en el que pregunta por una congresista fallecida

El presidente de EE UU busca en un acto en la Casa Blanca a Jackie Walorski, una legisladora que murió en un accidente automovilístico en agosto

DIANA MARTÍNEZ

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, suma un nuevo lapsus a su lista de errores verbales en público. A sus 79 años, es el mandatario de mayor edad en la historia del país y casi cada vez que habla ante un micrófono sus declaraciones cargadas de fallos se vuelven virales. En esta ocasión, durante una conferencia en la Casa Blanca sobre la inseguridad alimentaria, el líder demócrata preguntó por una congresista fallecida.

«Jackie, ¿estás aquí?, ¿dónde está Jackie?», preguntaba Biden, mientras buscaba en la sala a Jackie Walorski, una legisladora fallecida en un accidente automovilístico el mes pasado (Biden le dio entonces el pésame a su familia) y muy comprometida con la lucha contra la desnutrición. «Creo que ella iba a estar aquí», insistió el mandatario al no encontrarla entre el público.

La prensa no tardó en preguntar sobre el desliz. La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, se limitó a señalar que Biden «tenía muy en mente» a Walorski, con cuya familia se reunirá mañana, con motivo de la firma de una ley, para rendir homenaje a su «notable» lucha contra la desnutrición. «Siento que muchos de nosotros hemos pasado por ese momento en particular, ya saben, en el que tienes a alguien en mente y lo llamas», agregó Jean-Pierre, quien enfatizó que no encontraba «preocupante» la situación.

«Soy una máquina de meteduras de patas»

El lapsus se suma así a la larga lista que contaba Biden. Y ya lo advertía él mismo en 2020. «Soy una máquina de meteduras de pata», advirtió entonces. Recientemente realizó ante sus compatriotas un discurso sobre el Estado de la Unión en la que dedicó unas palabras a la guerra en Ucrania. «Putin puede rodear Kiev con tanques, pero nunca ganará el corazón y el alma del pueblo iraní», afirmó en lugar de mencionar al pueblo ucraniano.

El presidente estadounidense, a quien también han pillado echando una cabezada en un momento y lugar de lo más inoportuno–como ocurrió en la sesión de apertura de la última cumbre climática en Escocia–, metió de nuevo la pata en enero de este año, cuando respondía a la pregunta de un periodista de Fox News en la Casa Blanca. Biden olvidó que el micrófono estaba conectado y se escuchó como le llamaba «estúpido hijo de perra». Aunque se disculpó después con el reportero, el incidente lo recogieron los medios y rápidamente se volvió viral en las redes sociales. Previamente también se refirió a su vicepresidenta, Kamala Harris, como «la presidenta Harris».