Joe Biden se dispone a subir al helicóptero Marine One. / Reuters

Biden deja a Sánchez fuera de su conversación con los líderes europeos

El mandatario estadounidense contactó con Emmanuel Macron, Olaf Scholz, Mario Draghi y Boris Johnson

R. C.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, volvió a hacer un vacío a su homólogo español, Pedro Sánchez, tras mantener este lunes una nueva llamada telefónica con los líderes europeos para hablar del conflicto en Ucrania y la respuesta internacional frente a la invasión rusa. Según informó la Casa Blanca, en esta ocasión Biden habló con el mandatario francés, Emmanuel Macron; el canciller alemán, Olaf Scholz; el primer ministro italiano, Mario Draghi, y con el británico, Boris Johnson.

El objetivo de la llamada a cinco fue «discutir sus respuestas coordinadas al ataque injustificado y no provocado por parte de Rusia contra Ucrania», señalaron desde Washington. En la misma se abordaron las «brutales tácticas» de las fuerzas rusas durante su ofensiva. «Han expresado su grave preocupación por las brutales tácticas de Rusia en Ucrania, como los ataques contra civiles», indicó un comunicado oficial de la Administración Biden.

Los líderes expresaron su apoyo a Kiev con «ayuda de seguridad para los valientes ucranianos que están defendiendo su país de la agresión rusa y ayuda humanitaria para los millones que han huido de la violencia», añadió la Casa Blanca. Además, revisaron «las últimas iniciativas diplomáticas para apoyar los esfuerzos de Ucrania para lograr un alto el fuego».

La conversación entre los cinco mandatarios se produjo tres días antes de que Biden participe en Bruselas en una cumbre extraordinaria de líderes de la OTAN, en la que coincidirán todos ellos, así como en el Consejo Europeo, donde el único que no estará presente será Boris Johnson.

Biden ha mantenido contactos de este tipo con dirigentes europeos de forma periódica en las últimas semanas. Además de contar con la participación de Macron, Scholz, Draghi y Johnson, en algunas ocasiones se han sumado mandatarios de otros países y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Por otra parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, viajará a Polonia el próximo 25 de marzo tras la cumbre de la OTAN que se celebrará en Bruselas y en la que determinarán nuevos esfuerzos internacionales para apoyar a Ucrania e imponer sanciones a Rusia tras la invasión. Así lo anunció la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, que detalló que Biden se reunirá en Varsovia con su homólogo polaco, Andrzej Duda.

Ambos mandatarios acordarán una respuesta conjunta a la crisis «humanitaria y de Derechos Humanos que ha creado la guerra injustificada y no provocada de Rusia contra Ucrania», según Psaki.. Sin embargo, la Casa Blanca detalló que Biden no visitará Ucrania durante su próxima gira por Europa, como sí hicieron sus homólogos polaco, esloveno y checo la semana pasada. «El viaje se centra en seguir uniendo al mundo en apoyo al pueblo ucraniano y contra la invasión del presidente (Vladimir) Putin contra Ucrania, pero no hay planes de viajar a Ucrania», dijo Psaki en Twitter.

Está previsto que Biden viaje el miércoles a Europa, tercer viaje al continente desde que tomó posesión en enero de 2021. El jueves participará en la cumbre extraordinaria de la OTAN y en la reunión del G-7 en Bruselas.

Este lunes el Pentágono ha confirmado que el secretario de Defensa, Lloyd Austin, acompañará a Biden en sus reuniones con «aliados de la OTAN, líderes del G-7 y líderes de la Unión Europea», ha explicado el portavoz del Departamento de Defensa, John Kirby.

Allí, Biden «tratará las iniciativas internacionales para seguir apoyando a Ucrania y la imposición de costes graves y sin precedentes a Rusia por su invasión no provocada e ilegal», ha añadido Kirby en rueda de prensa. Austin también acompañará a Biden en su visita a Polonia.