Borrar
Imagen de una de las entrevistas de Hamid Mir con Bin Laden. R. c.
«Bin Laden predijo que los talibanes recobrarían Afganistán y se aliarían con China»

«Bin Laden predijo que los talibanes recobrarían Afganistán y se aliarían con China»

«El mundo es hoy más inseguro que antes del comienzo de la guerra contra el terror», asegura el experto en el conflicto asiático

Mikel Ayestarán

Islamabad

Domingo, 5 de septiembre 2021, 00:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Solo un periodista puede decir que entrevistó tres veces a Osama Bin Laden y una de ellas tras los atentados del 11-S. Hamid Mir (Lahore, 1966) es historia viva de los últimos 20 años de conflicto abierto entre Estados Unidos y los talibanes en Afganistán. El reportero de guerra más famoso del país supera los seis millones de seguidores en Twitter, ha recorrido Irak, Líbano, Palestina o Chechenia y es una de las voces más solicitadas por los medios internacionales para conocer sus análisis sobre conflictos como el afgano.

Hoy está silenciado por las autoridades de Islamabad, una situación que sufre por tercera vez en su carrera este periodista que también ha padecido dos intentos de asesinato. Denuncia la falta de democracia en Pakistán, critica al todopoderoso Ejército y su trabajo le ha llevado a formar parte de la lista de 'héroes de la información' elaborada por Reporteros Sin Fronteras (RSF) para destacar la labor de profesionales en países donde ejercer el periodismo es muy complicado.

–Lleva toda una vida dedicado a seguir conflictos y la evolución de grupos islamistas. ¿Le ha causado sorpresa la rápida victoria talibán?

–Si repasas la hemeroteca verás que en junio ya escribí que el colapso del Gobierno afgano era inminente. Me llamaron varios colegas de Kabul para contarme que los talibanes habían entrado al pueblo del presidente Ashraf Ghani e izaron la bandera del Emirato en la casa de su familia en Logar. Hice esa historia y el jefe de prensa de la presidencia me llamó para decir que era mentira. Hablé con el portavoz talibán y me mandó un vídeo de sus combatientes en casa de Ghani. El Gobierno mintió hasta el final, pero había señales como esa de la bandera que te permitían ver que la cosa iba muy rápido.

–¿Se puede confiar en estos talibanes del siglo XXI?

–Son los mismos de siempre, pero han variado sus tácticas. Hablan con los medios, conceden entrevistas a periodistas mujeres… Hace veinte años me detuvieron en Kabul por llevar una cámara y también acabé en el calabozo en Kandahar por no llevar barba. Parece que ahora son más tolerantes, pero nunca permitirán que un sistema democrático salga adelante en Afganistán.

–Se retrasa la formación del Gobierno en el Emirato, ¿Hay problemas internos entre los talibanes y la Red Haqqani?

–No hay problemas internos, el nombre de 'Red Haqqani' es una etiqueta creada por los medios, el movimiento talibán es uno y están unidos. Creo que esperan a sofocar la resistencia en el Panjshir para hacer público ese Gobierno. Solo falta el anuncio porque ya está todo decidido. Habrá representantes de las etnias principales: tayikos, uzbekos, hazaras, pastunes, baluchis… Y hasta alguna mujer tiene opciones de entrar, pero no veo a gente del anterior Ejecutivo entre los puestos de primera fila.

El más buscado

–Usted entrevistó tres veces a Osama Bin Laden. ¿A qué líder islamista le gustaría entrevistar ahora?

–Entrevistar a los líderes talibanes ya no es complicado, pero sí lo es acceder al liderazgo de Al-Qaeda, un grupo que sigue presente en al menos quince provincias de Afganistán, según un reciente informe de seguridad de la ONU.

–¿Cómo pudo contactar con Bin Laden?

–Fueron ellos quienes me buscaron. La primera vez, en 1997, yo no sabía ni quién era Osama Bin Laden. Yo no paraba de atacar a los talibanes por sus lazos con Estados Unidos y Pakistán hasta que un día me dijeron que tenían como huésped a la persona más buscada por Washington. Me llevaron a Tora Bora y allí vi a Bin Laden por primera vez. Fue una entrevista intensa. Entonces no era una figura conocida, pero me sugirió la posibilidad de una gran alianza regional entre los talibanes, Irán, China y Pakistán, algo impensable en esa época. Un año después nos volvimos a ver, esta vez me llamó porque quería criticar la presencia de bases de Estados Unidos en la región y pedir unidad para la liberación de Palestina.

–Y luego llegó el 11-S y poco después del atentado volvió a llamarle. ¿Qué le transmitió?

–Primero me llamó Larry King y hablé en la CNN. Fui muy duro con la estrategia de Al-Qaeda. Acabé la entrevista y sonó el teléfono. Era la gente de Bin Laden y me pedían un encuentro para explicarme su punto de vista. Siete días después del 11-S estábamos cara a cara. Fue un encuentro muy peligroso porque los bombardeos de EE UU eran constantes en la zona. Me dijo: «Hemos atrapado a Estados Unidos y ahora queremos que vengan a Afganistán para propinarles una gran derrota». Tenía una gran lectura de la situación, acertó al predecir la debacle de Estados Unidos y el nuevo juego de alianzas. La alianza del Emirato con China, Irán y Pakistán es un diseño de Osama Bin Laden. No son los talibanes quienes gobiernan Afganistán, es el fantasma de Bin Laden.

–El líder de Al-Qaeda quería a EE UU en Afganistán, pero él se fue a Pakistán y ahí le abatieron. ¿Sabía algo de este salto de frontera?

–La frontera es muy porosa, es extremadamente sencillo cruzar de un país a otro por la montaña. Sabía que se movía constantemente, de un lado a otro. Si quieres cruzamos ahora mismo y nadie se entera.

–También el Estado Islámico (EI) está en Afganistán. ¿Es un actor importante?

–El Estado Islámico es una consecuencia directa de la invasión de Irak por parte de Estados Unidos y a los talibanes les ha beneficiado que se hayan expandido a esta zona. Gracias a la amenaza del EI, los talibanes han estrechado lazos con Irán y China. El miedo al EI hace que estos países apoyen a los talibanes. Se cumplen las palabras de Osama, los talibanes recuperan Kabul y se alían con Irán y China.

–En una semana se cumplen 20 años del 11-S. ¿Qué balance hace?

–Es importante plantar cara al terrorismo, pero Estados Unidos ha fallado con su estrategia y ha dejado de ser una superpotencia mundial. La guerra contra el terror ha generado más terror. Asesinaron a Bin Laden, pero Al-Qaeda sigue estando operativa. Ha surgido el EI y han salido corriendo de Afganistán, como si fuera un ejército de un débil país africano. El mundo es hoy más inseguro que antes del comienzo de la guerra contra el terror.

Hamid Mir, durante la entrevista realizada en Islamabad. M. Ayestarán

«Estoy censurado por las autoridades de mi país»

Hamid Mir recibe a su entrevistador en el National Press Club de Islamabad, centro de los periodistas locales que se ha convertido en su segunda casa debido a los problemas de censura que sufre con el Gobierno de Pakistán.

–Pensaba que usted estaría en Kabul cubriendo la llegada del Emirato…

–Estoy censurado por las autoridades de mi país. No puedo salir en Geo News, el canal de televisión para el que trabajo, ni escribir para periódicos paquistaníes. De momento no me impiden seguir con mis colaboraciones internacionales con 'The Washington Post' o 'Deutsche Welle', ni conceder entrevistas, pero sufro la censura de mi Gobierno y por eso no he viajado.

–¿Qué ha ocurrido?

–Eso le preguntaron recientemente al ministro de Información y dijo que no sabía nada. En mayo asaltaron y golpearon a unos jóvenes periodistas en Islamabad y yo lideré una protesta para denunciar lo ocurrido. Amenazamos con dar nombres si esto volvía a ocurrir y a los de arriba no les gustó nada. Al día siguiente me llamaron del canal para decirme que no podía salir en pantalla hasta nueva orden. No es nuevo para mí, ya me ocurrió en tiempos de Pervez Musharraf (presidente del país entre 2001 y 2008 tras dar un golpe de Estado). Esto es Pakistán.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios