Momento de la detención de Yamagami / afp

El asesino: un antiguo militar en paro capaz de fabricarse su propio arma

Tetsuya Yamagami, autor del atentado contra el ex primer ministro japonés, perteneció a las Fuerzas Marítimas de Autodefensa durante tres años y le ha disparado con un arma fabricada con dos cilindros unidos con cinta adhesiva a modo de cañones recortados

PABLO M. DÍEZ

En Japón, un país que destaca por su seguridad y la ausencia de radicalismos políticos, el atentado que ha costado la vida al ex primer ministro Shinzo Abe ha causado una profunda conmoción. Aunque todas las preguntas están todavía por responder, incluso por hacerse, ya se saben algunos detalles que arrojan un poco de luz a este magnicidio.

Según informa la agencia de noticias Kyodo, el presunto asesino se llama Tetsuya Yamagami y es un antiguo militar de 41 años, desempleado, que ha sido detenido nada más disparar contra Abe ante una estación de tren en Nara, al suroeste del país y cerca de Kioto. A tenor de la televisión Fuji, formó parte de las Fuerzas Marítimas de Autodefensa durante tres años, hasta 2005, pero se desconocen aún sus motivos para atentar contra Abe. Tras su arresto, al que no ha opuesto resistencia, la Policía ha registrado su casa, donde ha encontrado algunos objetos «parecidos a explosivos».

Los investigadores indagan ahora en el entorno del detenido y buscan en las redes sociales posibles indicios que expliquen su crimen más allá del aparente descontento que tenía hacia el ex primer ministro. También se investiga cómo fabricó el arma. Tal y como se ve en las imágenes del atentado, ha usado un arma de fabricación casera, una especie de escopeta recortada con dos cilindros unidos con cinta adhesiva a modo de cañones de un tamaño «similar al de una cámara e televisión. Cuando la soltó antes de su arresto, un espeso humo blanco salía de los cañones».